Inicio  

 Lo Más Visto
- El Indice de Actividad Económica sigue cayendo
- Los 5 errores más graves que los jóvenes cometen con su dinero
- Entra en vigor veto de EE.UU. a comercio con firma china Huawei
- ALERTA A LOS CONSUMIDORES: antes de comprar un vehículo compruebe que no haya fraude en el odómetro
- Hyundai alerta sobre esquemas de fraude




  Por el libro
Bookmark & Share

8 de febrero de 2019

Primera Hora

La Ombudsman de Puerto Rico, Iris Miriam Ruiz Class, reaccionó un tanto sorprendida por la postura de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de que el crédito para el abonado en la nueva tarifa permanente no significaría necesariamente ahorros en la factura de los abonados, se informó mediante comunicado de prensa.

La también Presidenta de la Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO), manifestó que tras los cálculos realizados por el Negociado de Energía que determinó una sobrefacturación de la AEE en cerca de $51 millones desde enero de 2017, no ve cómo es posible que la División de Servicio al Cliente de la corporación diga que duda que hayan economías para el consumidor.

La Procuradora del Ciudadano insistió en que la aritmética simple que aplica la ciudadanía es que “si me debes $50 millones y me los tienes que devolver”, cómo resulta posible que el abonado siga siendo el que le deba a la corporación.

“Sé que el Director Ejecutivo de la AEE, José Ortiz, estará en sintonía con los reclamos del pueblo”, apuntó.

En junio de 2016, el Negociado de Energía aprobó una tarifa provisional para la AEE, que encareció el costo del kilovatio-hora (kWh) en 1.299 centavos. Ese aumento entró en vigor de inmediato para subsanar la falta de liquidez en la AEE. Pero en enero de 2017, determinó que la AEE había sobreestimado su déficit por $45 millones, por lo que sustituyó la tarifa provisional por una permanente de 1.025 centavos por kWh o 21% más baja. La AEE pidió una reconsideración y el Negociado encontró que el déficit seguía sobreestimado por $6 millones, por lo que ajustó la tarifa permanente a 0.9948 centavos por kWh o 23.7% más baja que la provisional.

“El abonado no sólo quiere una factura transparente como se le prometió. Quiere también cuentas claras y toda la información disponible, accesible y veraz”, conminó Ruiz Class.

Indicó la Ombudsman que cuando es el abonado el que le debe a Energía Eléctrica, o paga de inmediato o tiene que hacer un plan de pagos abonando la mitad del saldo adeudado.

Ruiz Class pidió a todos los abonados de la AEE a que examinen cuidadosamente su factura a partir del mes de abril próximo y verifiquen el impacto del reembolso esperado. Cualquier reparo que entienda el ciudadano corresponda a una sobrefacturación puede plantear el asunto ante el Negociado de Energía o acudir a la Oficina del Procurador del Ciudadano, que defenderá sus derechos.