Inicio  



 Lo Más Visto
- Fomento endurecerá las multas a las concesionarias de autopistas en caso de negligencia
- Google revela un truco para ahorrar en el consumo de energía en dispositivos Android
- Comunidad china ofrece recompensa de $40,000 por información relacionada a un asesinato
- Siete de cada diez ejecutivos aseguran que existe la corrupción en los negocios
- Excorredor de UBS Puerto Rico se declara culpable




  Por el libro
Bookmark & Share

10 de septiembre de 2018

El Nuevo Dia

¿Podría bajar nuestra factura con unos cambios en la infraestructura de la AAA?

La Autoridad de Acueductos y Alcantarillado produce el doble del agua que se consume en la isla.

La Autoridad de Acueductos y Alcantarillado produce el doble del agua que se consume en la isla.

Cada mes, cuando la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) envía las facturas a sus clientes, está cobrando apenas el 45% del agua que produce. Dicho de otro modo, la AAA produce el doble del agua potable que cobra.

Se trata de una situación de extrema ineficiencia si se toma en cuenta que cerca del 42% del agua que sale de las plantas de la AAA nunca llega a los consumidores, sino que se escurre por los tubos rotos y tanques.

Se estima, además, que cerca del 11.5% del agua de la AAA se pierde por asuntos “comerciales”. Esa situación figura en un renglón del informe de Balance de Agua de la AAA que incluye el hurto del servicio por parte de una persona o alguna entidad.

Según el expresidente de la Junta de Gobierno de la AAA, Kenneth Rivera, en teoría, si la AAA eliminara los salideros y atendiera el hurto de su servicio, podría reducir su producción a la mitad, gastar muchísimo menos en químicos y hasta cobrarle mucho menos a los abonados, y estaría en una situación económica similar a la actual.

Ese problema ha estado presente en la AAA desde hace décadas sin que haya los fondos suficientes para los trabajos de identificar las roturas y repararlas.

El presidente ejecutivo de la AAA, Elí Díaz Atienza, no estuvo disponible para contestar preguntas sobre el tema.

Sin embargo, a través de su portavoz de prensa hizo llegar a este diario un plan elaborado este año para reducir las pérdidas de agua potable.

El documento establece que la pérdida de agua se debe, principalmente, a roturas, sobrellenado de los tanques, presión de agua excesiva, pobres prácticas de operación y mantenimiento y el envejecimiento de las tuberías y válvulas.

Por otro lado, también destaca que se necesita reemplazar los contadores de agua por equipo moderno que limite los escapes del líquido y reduzca el hurto del servicio.

Para corregir las fallas en los acueductos, se buscaría desarrollar un proyecto de reemplazo de tuberías, usando en parte los fondos para la reconstrucción de la isla tras el huracán María. También se está imponiendo como meta reducir el tiempo que demora la corporación pública en atender una avería, y se contempla entrar en acuerdos con entes privados para poner al día esta parte del sistema de contadores.

En teoría, todo esto redundaría en una mejoría en los ingresos que recibe la AAA y una reducción en los gastos operacionales, ya que podrían bajar la producción diaria de agua potable.