Inicio  





 Lo Más Visto
- ¿Aguacates en peligro?: revelan la amenaza que se cierne sobre el 'oro verde'
- Aerolíneas demandan al gobierno federal por norma que les exige transparencia sobre tarifas
- Alerta tras inundaciones: potencial aumento de casos de dengue y leptospirosis
- Multan a firmas de Slim por falta de permisos en cables interoceánicos
- Retiran más de 1,300 cajas de habichuelas coloradas Goya distribuidas en Puerto Rico y Santa Cruz




  Por el libro
Bookmark & Share

8 de abril de 2024

La Opinion

En el último informe de Freddie Mac publicado este jueves se conoció que para la primera semana de abril la tasa promedio de la hipoteca fija de referencia a 30 años aumentó a 6.82% mientras la demanda ha estado disminuyendo debido a los altos precios de las viviendas por la falta de inventario.

Desde que la inflación se disparó en el 2022 al 9.1%, el mercado inmobiliario se ha visto afectado, según el economista jefe de Freddie Mac “si bien las señales económicas entrantes indican tasas de inflación más bajas, no esperamos que las tasas disminuyan significativamente en el corto plazo”, dijo.

Aunque para el especialista “en el lado positivo, el inventario está mejorando un poco, lo que debería ayudar a moderar el crecimiento de los precios de las viviendas”, indicó. No obstante, un factor determinante sigue siendo la tasa inflacionaria que se mantiene sobre el 3% y la subida de las tasas de interés que igualmente se mantienen en el 5.50% desde el año pasado.

Por otra parte, la tasa promedio de la hipoteca fija a 15 años bajó al 6.06% después de haber llegado la semana pasada al 6.11%, estas cifras siguen alejando del mercado tanto a los propietarios como a los futuros compradores de viviendas.

Si bien como mencionó Khater que “desde principios de 2024, las hipotecas a tipo fijo a 30 años no han alcanzado el siete por ciento, pero tampoco han caído por debajo del 6.6 por ciento”, dijo tomando en cuenta que el año pasado rozó el 8%.

Este miércoles también la Asociación de Banqueros Hipotecarios informó que las solicitudes para la compra de viviendas han disminuido en las últimas tres semanas poniéndole un freno a las ventas durante la temporada de primavera, esto ha provocado que sectores como el del alquiler adquieran mucha más fuerza haciendo que el rentar sea algo más asequible para los estadounidenses.