Inicio  





 Lo Más Visto
- ¿Aguacates en peligro?: revelan la amenaza que se cierne sobre el 'oro verde'
- Aerolíneas demandan al gobierno federal por norma que les exige transparencia sobre tarifas
- Alerta tras inundaciones: potencial aumento de casos de dengue y leptospirosis
- Multan a firmas de Slim por falta de permisos en cables interoceánicos
- Retiran más de 1,300 cajas de habichuelas coloradas Goya distribuidas en Puerto Rico y Santa Cruz




  Por el libro
Bookmark & Share

8 de abril de 2024

Actualidad.rt

La secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, durante su intervención en un evento de la Cámara de Comercio estadounidense en la ciudad china meridional de Guangzhou, señaló, este viernes, que China produce más productos que su mercado puede consumir, acusando a las autoridades chinas de subvencionar la producción excesiva.

Según la funcionaria, la capacidad de producción china "supera con creces" la demanda interna del gigante asiático, así como "lo que puede soportar el mercado mundial". Al mismo tiempo, Yellen indicó que era consciente de que el apoyo gubernamental a los productores chinos por parte de las autoridades se debe a objetivos de desarrollo de la economía nacional. Asimismo, explicó que la sobreproducción provoca "exportaciones a precios deprimidos".

En este contexto, la secretaria ofreció una solución al problema de la sobreproducción, que, en su opinión, también ayudará a China a lograr un gran crecimiento económico. "Creo que abordar el exceso de capacidad y, más en general, considerar reformas basadas en el mercado, redunda en interés de China", precisó Yellen, descotando que las reformas de mercado del país asiático habían estimulado su crecimiento económico en el pasado.

Además, Yellen recalcó que los fabricantes estadounidenses y de otros países se enfrentan a una competencia injusta en el mercado chino, al no tener el mismo acceso al mercado y las mismas subvenciones que las empresas chinas. La funcionaria acusó a China de aplicar "prácticas económicas injustas, como la imposición de barreras de acceso a las empresas extranjeras y la adopción de medidas coercitivas contra las empresas estadounidenses". "Creo firmemente que esto no solo perjudica a estas empresas estadounidenses, poner fin a estas prácticas injustas beneficiaría a China al mejorar el clima empresarial en el país", subrayó.

Mientras tanto, la semana pasada, el presidente de China, Xi Jinping, se reunió en Pekín con líderes empresariales y representantes del sector académico de EE.UU., haciendo hincapié en los beneficios que supone para ambos países el desarrollo de los lazos económicos y una mayor cooperación bilateral. La reunión se celebró en un momento en que Pekín busca atraer inversiones desde el extranjero y reforzar su economía.