Inicio  



 Lo Más Visto
- Radican cargos contra chef por no remitir IVU
- Hacienda ofrece una prórroga de seis meses
- Industria del café teme a consecuencias por fallo de EE.UU. sobre posible efecto cancerígeno
- Ponencia de Gilberto Arvelo de doctorshoper.com en representación de los consumidores de Puerto Rico




  Por el libro
Bookmark & Share

3 de enero de 2018

El Vocero

Agricultores y granjeros podrán recibir alguna asistencia privada a través del nuevo Fondo de ayuda Agrícola de Puerto Rico, que les ayudará a reponerse de las pérdidas sufridas tras el paso del huracán María por la Isla, el cual redujo a casi un 7%, la producción local de lo que se consume aquí.

El fondo lo estableció la Asociación de Agricultores de Puerto Rico (AAPR), para sus asociados, en colaboración con la Fundación de Investigación y Educación Agrícola de la Texas Farm Bureau y el American Farm Bureau Federation (AFBF).

“María devastó las operaciones de muchos agricultores y granjeros en Puerto Rico, quienes enfrentan un reto sin precedentes para reconstruir la infraestructura y hacer que sus tierras vuelvan a producir nuevamente”, expresó el agrónomo Héctor Cordero, presidente de la AAPR, durante una rueda de prensa efectuada en la sede de Indulac en Hato Rey.

Dijo que el huracán afectó adversamente cerca del 80% de la producción agrícola, y explicó que de un 15% que representaba esa actividad en la economía local, el azote de María la redujo a un 6% o 7%. Eso quiere decir que cerca de un 95% del consumo agrícola actual en Puerto Rico, es importado.

“Algunos sectores se están recuperando, pero otros fueron decimados y su recuperación será un esfuerzo de gran escala y a largo plazo, con algunos socios sufriendo el impacto de María por muchos años”, sostuvo.

Fondo dependerá de las donaciones

El nuevo fondo podrá ayudar a diversos sectores, como granjas de producción de leche, carnes de res, cerdo, pollo y huevos, además de cultivadores de farináceos (guineos y plátanos) papayas, cítricos y otras frutas, hortalizas y de café.

Se informó que el fondo especial se nutrirá de donaciones libres de impuestos, las cuales se recibirán hasta el 1 de marzo y se distribuirán a mediados de ese mes. La entrega de los primeros vales para acceder a esos fondos será durante la Feria Agrícola en el Castillo Labadí en Moca, a partir del 16 de marzo.

Cordero señaló que no hay una meta de recaudos para el fondo, pero mencionó que para la devastación causada por el huracán Harvey en Houston, el Texas Farm Bureau recolectó más de $2 millones. “Ellos ya tienen la infraestructura y logística montada para ayudarnos”, añadió.

Severo golpe a la agricultura

Al hablar de los daños por sectores, Cordero mencionó que en el caso de la producción local de mangó y de papaya, fue menor y se están recuperando. Mientras, la de farináceos, prácticamente desapareció tras el paso de María, y las cosechas de café sufrieron pérdidas significativas. Las cultivos hidropónicos como el recao, cilantro y lechuga del país sufrieron daños a sus estructuras.

“La producción de café, que había estado limitada en los últimos años, perdió cerca de 18 millones de árboles por María. La recuperación de la producción de café tomará entre 5 a 10 años, ya que un árbol tarda entre 3 a 4 años en producir café”, destacó Cordero.

Se estima que la producción de pollo y de huevos en la Isla, incluyendo infraestructura, fueron severamente impactadas, reduciéndose a la mitad. Toma unos 5 meses comercializar un pollo desde su nacimiento.

Aunque la industria lechera no cesó operaciones en ningún momento tras el huracán, Cordero señaló que se pudo producir leche de cajita o UHT, ya que el consumo de leche fresca se redujo significativamente por la falta de electricidad.

“Se han tenido que decomisar 1.5 millones de litros de leche desde María, dado a la baja en ventas de leche fresca por la falta de electricidad en la Isla”, sostuvo.   

Dos escenarios para la agricultura

Cordero destacó que la AAPR actualmente tiene dos escenarios para el sector: uno con ayuda y otro sin ayuda. Sin ayuda, la recuperación tomará 10 años, pero con ayuda, unos 5, comentó.

El mes pasado, Cordero le envió una carta al secretario de Agricultura federal, Sunny Purdue, para pedirle una dispensa para poder obtener 6 millones de semillas de café en un período de 3 a 4 años, a un costo de $7 millones. Actualmente hay 2 millones de semillas de café en la Isla, lo cuales no van a ser suficientes para poder levantar la producción, indicó.

“Estamos en espera de una contestación”, añadió.

Mucha burocracia para recibir ayuda

Del Fondo de Emergencia del Departamento de Agricultura y reclamaciones al Seguro Agrícola, Codero indicó que muchas de las ayudas son de reembolso que el agricultor primero tiene que afrontar de sus bolsillos para esperar el reembolso muchos meses después, mientras que otras ayudas tienen procesos sumamente “lentos y burocráticos”.

Se estima que de los 7 mil agricultores bona fide que hay actualmente en Puerto Rico (51% o más de sus ingresos provienen de la agricultura), unos 5 mil buscaron ayuda del Fondo de Emergencia del Departamento de Agricultura.

De $12 millones disponibles en Agricultura para la compra de alimentos para ganado y otros, se utilizaron unos $7.5 millones. Cordero está recomendando que se utilice el restante de ese fondo para ayudar a aquellos ganaderos que hayan sufrido daños moderados y que todavía no se han recuperado.