Inicio  



 Lo Más Visto
- Cómo le robaron 7 800 dólares a mi esposa de su cuenta bancaria
- Se vacía la Isla
- Información falsa abre la puerta a arroz Chino de baja calidad en Puerto Rico
- Duro golpe al comercio y al fisco
- Artistas cuestionan la utilización del dinero del Fondo del Taller dramático de WIPR




  Por el libro
Bookmark & Share

1 de junio de 2018

SinComillas

Tras superar el 18% en el 2011 y caer al 7% en el 2017, la tasa de morosidad ha vuelto a dispararse. Ahora que los bancos han puesto fin a sus ofertas de moratoria en el pago de las hipotecas y préstamos de autos para aliviar la situación financiera de las familias tras el paso del huracán María, es patente que todavía hay familias que enfrentan problemas para hacer frente a sus deudas con los bancos.

Si en el tercer trimestre, antes del paso del huracán María, la tasa de morosidad de los bancos estaba en 7.19%, en el cuarto trimestre se elevó hasta 9.08% y subió hasta 9.21% en el primer trimestre de este año, según los datos del Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC). Es la tasa de morosidad más alta desde el 2015.

El valor total de créditos dudosos, que había estado cayendo desde el 2009, aumentó hasta $1,586.0 millones en el primer trimestre, $64.9 millones más que en el trimestre previo, aunque se mantiene por debajo de los $1,697.5 millones del primer trimestre del año pasado. El valor de los préstamos atrasados llegó a alcanzar los $7,700 millones a finales del 2010.

 

Las tasas de morosidad más alta siguen estando en las carteras de préstamos de construcción y desarrollo, donde 16.02% de los préstamos están atrasados. La morosidad en estas carteras alcanzaba el 51.21% en el 2015.

Los préstamos de los desarrolladores con atrasos aumentaron de $22.6 millones en el primer trimestre de 2017 a $31.7 millones en los primeros tres meses de este año. En el 2009 esta cifra ascendía a $2,834 millones.

La morosidad en hipotecas crece hasta 13.37%. Hace un año estaba en 10.22%. La morosidad en las tarjetas de crédito es una de las más bajas y sigue cayendo, situándose en 0.91% en el primer trimestre.

 

Por institución financiera, la tasa de morosidad más alta es la de Scotiabank, 15.03%, aunque está por debajo del 21.12% del año pasado. La tasa de morosidad de Popular sube hasta 10.48%; la de FirstBank cae ligeramente hasta 7.18%; crece hasta 6.85% la de Santander; y la de Oriental se sitúa en 6.28%, la tasa más baja.