Inicio  

 Lo Más Visto
- Evaluación de la marca de arroz Great Value grano largo
- Investigan presunto fraude en venta de café "Mi AEELA"
- Acusan a cocinero por tumbarse $38,000 del restaurante donde trabajaba
- La crisis económica se lleva el 35% de las oficinas de abogados
- Se roban planta eléctrica de facilidades de estatua de Colón




  Tu Crédito
Bookmark & Share

Primera Hora

 

Son frecuentes los anuncios que nos prometen, a través de los medios de comunicación, reparar nuestro crédito y resolver así nuestros problemas económicos.

 
  •  
  •  
   

 

Tanto el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) como la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) nos advierten contra estas promesas y los riesgos que con llevan. Es importante conocerlos.

“No crea este tipo de declaraciones: es muy probable que sean signos de una estafa”, advierte una circular del DACO. “La verdad es que no existe ninguna solución rápida para recuperar su solvencia y capacidad de obtener crédito. Usted puede mejorar su informe de crédito legítimamente, pero le llevará tiempo, un esfuerzo constante y tendrá que mantenerse firmemente apegado a un plan personal de repago de deuda”, agrega.

 

Existe legislación, tanto local como federal, que regula este tipo de operación y que establece los derechos del consumidor ante estas empresas.

También hay legislación dual que regula a las empresas calificadoras de crédito y que disponen los recursos que tiene el consumidor para reclamar que se corrija información incorrecta y dañina en su informe de crédito.

No se puede borrar

“Nadie puede quitar de su informe de crédito la información negativa registrada correctamente”, advierten las agencias reguladoras.

Una oferta que busque alterar la información correcta que hay en ese informe podría ser ilegal y, si usted participa de la misma, podría enfrentar también cargos. No haga nada que pueda ser contrario a la ley, se advierte.

“Es considerado un delito federal falsear la información en una solicitud de crédito o préstamo, tergiversar su número de seguro social y obtener un número de identificación de empleador en el Servicio de Rentas Internas (Internal Revenue Service, IRS) con falsos pretextos. En caso de que utilice el correo, el teléfono o la Internet para solicitar crédito proporcionando información falsa, usted podría ser demandado y procesado por fraude postal o telefónico, nos alertan.

Vaya de frente

Es posible y legal cuestionar información contenida en su informe de crédito. Usted tiene ese derecho y no le pueden cobrar por eso.

 

Sus derechos incluyen recibir una copia gratuita de su informe de crédito si una compañía tomó alguna medida que pueda resultarle perjudicial, tales como negarle un crédito, un seguro o empleo. Usted debe solicitar ese informe dentro de los 60 días desde que recibió la notificación y la empresa tiene que proveerle el nombre, dirección y número de teléfono de la compañía cuyo informe de crédito utilizó para tomar su determinación.

Según la ley federal, tanto las compañías que elaboran los informes de crédito como la empresa que le suplió a ésta la información son responsables de corregir cualquier dato incorrecto, inexacto o incompleto incluido en su informe y que esté afectando adversamente su evaluación.

Lo recomendado en estos casos es comunicarles a ambas empresas su petición de que se corrija la información objetada.

Cómo hacerlo

Informe por escrito cuáles son los datos que usted piensa que son inexactos. Si es posible, adjunte copias de los documentos que respaldan su posición. Identifique cada uno de los datos que se propone disputar, establezca los hechos y las razones, y pida que corrijan o quiten éstos.

Envíe su carta por correo certificado con acuse de recibo para evidenciar recepción. Las compañías que producen los informes de crédito deben investigar los datos cuestionados dentro de un plazo de 30 días.

Una vez completada la investigación, la compañía debe entregarle los resultados por escrito y también debe facilitarle una copia gratuita de su informe en caso de que, como resultado de su disputa, se produzca un cambio.