Inicio  



 Lo Más Visto
- Cómo le robaron 7 800 dólares a mi esposa de su cuenta bancaria
- Se vacía la Isla
- Información falsa abre la puerta a arroz Chino de baja calidad en Puerto Rico
- Duro golpe al comercio y al fisco
- Artistas cuestionan la utilización del dinero del Fondo del Taller dramático de WIPR




  Por el libro
Bookmark & Share

31 de mayo de 2018

AP / El Nuevo Dia

WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump designó el miércoles al jefe de despacho del Departamento de Asuntos de Veteranos para que encabece la agencia mientras su nominado para secretario espera su confirmación en el Senado.

La Casa Blanca dijo que Trump designó a Peter O'Rourke como secretario interino del departamento, a partir del martes. Trump nominó al secretario en funciones Robert Wilkie como secretario permanente este mes.

Wilkie ha encabezado el departamento desde que el presidente despidió a David Shulkin en marzo en medio de un escándalo de ética. Trump entonces nominó a Ronny Jackson, el médico de la armada que había sido su médico personal, pero Jackson se retiró luego de cuestionamientos sobre su profesionalismo. Wilkie, un ex subsecretario del Pentágono, no puede dirigir el departamento de forma interina mientras espera confirmación.

El Departamento de Asuntos de Veteranos es la segunda mayor agencia del gobierno federal, con 360,000 empleados que sirven a unos 9 millones de veteranos militares. Los demócratas han dicho que planean interrogar a Wilkie sobre si planea “privatizar” o degradar el sistema de salud del departamento, un asunto que Shulkin dice llevó a su despido.

O'Rourke, veterano a de la armada y la fuerza aérea, fue previamente jefe de la nueva oficina de responsabilidad del departamento, que está a cargo de ayudar a implementar una nueva ley que hace más fácil el despido de empleados. Al nombrarlo, Trump ignoró al número 2 del departamento, Tom Bowman, quien ha sido criticado por la Casa Blanca por considerarlo demasiado moderado en la implementación de la agenda presidencial para reformar la agencia.

O’Rourke, que fue miembro del equipo de transición de Trump, es considerado en la Casa Blanca como un aliado confiable en medio de las disputas políticas internas en el departamento. Asumió su actual posición en febrero luego que la entonces jefa de despacho renunció tras conclusiones del inspector general de que ella engañó a funcionarios de ética para asegurar un viaje gratis de 11 días a Europa para la esposa de Shulkin.

Cuando O'Rourke llegó, la oficina de veteranos emitió una declaración en la que dijo que su presencia garantizaría que la agencia colaboraría estrechamente con la Casa Blanca.