Inicio  





 Lo Más Visto
- Grandes aerolíneas europeas y americanas perdieron 46.787 millones en 2020
- Investigan querellas por timo en Hato Rey y Santurce
- Acusan a Ford de haber copiado características de la Ram 1500 en la nueva F-150
- Roban miles de dólares en materiales en colegio en Caguas
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com.




  Por el libro
Bookmark & Share

17 de febrero de 2021

La Opinion

Mientras las autoridades de energía eléctrica de Texas no encuentran buenas explicaciones respecto a los devastadores cortes de energía en plena tormenta invernal, el gobernador del estado ha enfurecido y ordenado una investigación.

El Concejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT, por sus siglas en inglés) maneja el flujo de energía eléctrica de 26 millones de clientes en el estado, es decir, cerca del 90% de la población de Texas. Al medio día del martes, en plena helada por la tormenta invernal, se estimada que unos 4.4 millones de clientes no tenían luz.

“El Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT) ha sido todo menos fiable en las últimas 48 horas. Demasiados texanos se encuentran sin electricidad ni calefacción en sus hogares mientras nuestro estado encara temperaturas heladas y clima invernal severo. Esto es inaceptable”, dijo Abbott en un comunicado.

En una entrevista con un canal de televisión,  Bill Magness, CEO de ERCOT, trató de explicar la situación.

 “Honestamente, nosotros no hemos visto nada como esto en Texas, que haya cubierto al estado como esta tormenta”, dijo Magness. “Esto incrementa la demanda a un extremo extraordinariamente alto, y luego la tormenta también dificulta el suministro”.

Cuando le preguntaron si la energía se restablecerá para todos en el estado al mejorar el clima a partir del jueves, el funcionario no dio garantías.

“El reto ha sido que restauramos el servicio y la red (eléctrica) se vuelve inestable otra vez debido a los asuntos con el clima y hay un desequilibrio entre el suministro y la demanda, entonces desafortunadamente tenemos que dar marcha atrás… Dependerá de cómo sea el clima y cuánto del suministro de la energía podamos asegurarnos de que sea segura”.