Inicio  



 Lo Más Visto
- Cómo le robaron 7 800 dólares a mi esposa de su cuenta bancaria
- Se vacía la Isla
- Información falsa abre la puerta a arroz Chino de baja calidad en Puerto Rico
- Duro golpe al comercio y al fisco
- Artistas cuestionan la utilización del dinero del Fondo del Taller dramático de WIPR




  Por el libro
Bookmark & Share

29 de mayo de 2018

El Vocero

El reciente conversatorio con los agricultores, convocado por el Senado, lejos de ser la oportunidad idónea para conocer de primera mano el futuro de los incentivos y los subsidios para el sector, se convirtió en un monólogo, donde todo se quedó nuevamente en promesas, sin determinaciones concretas, sostuvo Juan C. Rivera, presidente del sector de leche de la Asociación de Agricultores de Puerto Rico.

Según Rivera, se trató de un monólogo, donde los agricultores no tuvieron la oportunidad de expresar sus preocupaciones, principalmente ante la amenaza de la desaparición de los subsidios e incentivos de la industria, poniendo en riesgo la existencia misma de varios sectores. “Los senadores se oponen, pero las medidas están ahí, no se han logrado detener. Se habla de un plan fiscal que exige la reducción de $1 millón de la Ley 225 de incentivos agrícolas, pero no dice en qué partidas. Entendemos que gran parte será de los alquileres de terrenos y de los subsidios salariales, segmentos de los cuales dependen muchos sectores agrícolas y cuya eliminación representaría poner el candado e irse. Uno de esos sectores pudiese ser el de café”.

Otra de las medidas que le preocupa es la de reestructurar el Departamento de Agricultura, para un ahorro de $50 millones, los cuales entiende serán el resultado de la eliminación de los incentivos. “Se habla de reducir incentivos, principalmente en la agricultura porque alegadamente no tienen beneficio ni retribución alguna, pero no muestran ningún estudio que evidencie eso. Sin embargo, nosotros tenemos un estudio que evidencia que por cada dólar concedido a la industria se generan $3. En otros sectores, se habla de recortes porcentuales muy bajos. En nuestra industria se habla de una eliminación total. Pareciera que el propósito es hacer desaparecer nuestra agricultura”.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Agricultura del Senado, Luis Berdiel Rivera, aseguró que la eliminación de incentivos agrícolas y subsidios a la industria lechera, que aparentemente se contemplaría el nuevo Código de Incentivos, no cuenta con su aval.

Enfatizó que la Ley de Incentivos Contributivos Agrícolas de Puerto Rico (Ley 225) solamente será tocada si es para beneficiar directamente a los agricultores”.

Asimismo, el secretario de Agricultura, Carlos Flores, sentenció que efectivamente el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio está haciendo estudios sobre el retorno de inversión que recibe el gobierno de los incentivos que otorga. Durante su alocución, el jefe de Agricultura reafirmó que los incentivos “hay que modificarlos para que sean bien utilizados”.

Sin embargo, aclaró que no se van a cambiar las exenciones del 90% de la Ley 225.

“Sí tenemos problemas estructurales en lo de los incentivos y quisiera que se dieran eficientemente al que de verdad los usa, los necesita y echa pa’ lante y lo demuestra en el camino”, opinó Flores, quien destacó que “no se está haciendo nada oculto”.

Flores detalló que previo a su llegada a la agencia en 2017 se utilizaba el 66% de su presupuesto para gastos administrativos y el 34% para incentivos y subsidios.