Inicio  





 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- El epidemiólogo jefe de EE.UU. no descarta la posible aparición de una nueva y "monstruosa" variante
- Complicadas las negociaciones entre la empresa Luis Ayala Colón y la Unión
- Más de 20 agentes del IRS en Puerto Rico investigan posible fraude
- Pocas pymes le venden productos y servicios al gobierno




  Por el libro
Bookmark & Share

3 de septiembre de 2021

El Diario NY

Si quieres un empleo como conserje, camarero o enfermera, podrías ir a Vermont, en donde están ofreciendo bonificaciones de reubicación de hasta $7,500 dólares para personas que ocupen empleos que estén en alta demanda.

El estado ya había dado bonificaciones de reubicación desde 2018, pero ahora quiere impulsar a las empresas locales que están batallando por encontrar trabajadores, motivo por el cual algunos negocios han tenido que cerrar temporalmente.

Como ejemplo de esto, a mediados de agosto, el popular restaurante Stone’s Throw Pizza cerró indefinidamente su ubicación en Fairfax, Vermont.

En una publicación de Instagram, los dueños del restaurante dijeron que el impacto de la pandemia de COVID-19 los obligó a reducir a la mitad la fuerza laboral que tenía la pizzería, llegando a operar con solo 13 personas, cuando antes tenían 26.

“Nos preocupamos por el bienestar de nuestro personal, su cordura y la calidad del producto que producen”, dijeron los propietarios, quienes también invitaron a las personas que buscan empleos a ir a pedirlo a su restaurante: “Estamos dispuestos a capacitar a cualquier nivel de experiencia y pagar (como siempre) bien”.

Otros restaurantes de Vermont también han cerrado por largo tiempo o han reducido el horario debido a la falta de trabajadores. “Estamos buscando desesperadamente ayuda en la cocina. ¡Envíenos a cualquiera que esté interesado (en el trabajo) lo antes posible!”, dijo en una publicación de Instagram la taberna Church Street Tavern.

El sector de hostelería es el que tiene menos trabajadores. Por eso, el Departamento de Comercio de Vermont está contratando personas para ocupar algunos puestos administrativos. La razón de la fala de personal en este sector es que las personas que trabajaban aquí ahora han preferido ocupar puestos en tiendas minoristas.

Hace tres años, Vermont fue uno de los primeros estados en ofrecer incentivos financieros para trabajadores remotos en un intento por atraer a personas que puedan trabajar desde cualquier lugar. Hasta ahora, casi 300 nuevos residentes se han mudado al estado bajo ese programa, del cual se espera se reabra otra ronda de financiación en 2022.

Sin embargo, algunos legisladores han dicho que con estos programas se están desperdiciando fondos de los contribuyentes que ya viven en el estado, pues se les está ando dinero a gente que viene de fuera.

Para el nuevo programa, los recién llegados deben estar dispuestos a cubrir puestos de trabajo que estén en más demanda en el estado. Estos empleos se encuentran en una lista y van desde cajeros y trabajadores de tiendas minoristas hasta carpinteros, trabajadores de la construcción y contadores.

Los empleadores en el estado deben dar fe de que intentaron y no pudieron encontrar trabajadores locales, pagar más de $13 dólares por hora y contratar directamente a sus trabajadores.

El dinero de apoyo se puede aplicar a los gastos de mudanza y para pagar el depósito y el alquiler de un apartamento o casa.