Inicio  





 Lo Más Visto
- Compras de farmacia ¿cuál es más barata?
- Se desploman las ventas de viviendas
- Piden se atiendan querellas por cobro de Auto Expreso
- Hyundai y Kia retiran compactos por defecto con luz de freno
- La pobreza alcanzará a más de la mitad de la población




  Por el libro
Bookmark & Share

15 de junio de 2017

El Vocero

La Industria Lechera de Puerto Rico (Indulac) busca paralizar en el Tribunal de Primera Instancia un aumento a la leche UHT propuesto por la Oficina de Reglamentación de la Industria Lechera (ORIL), adscrita al Departamento de Agricultura, por considerarlo ilegal.

La orden administrativa 2017-06 emitida por la ORIL el 31 de mayo, que impone un aumento de tres centavos a la leche ultra pasterizada o aséptica (UHT), debió entrar en vigor al día siguiente de la orden, el pasado 1 de junio.

El precio fijo a a ser pagado por el consumidor por el cuartillo de leche por el que hoy se paga $1.92 sería $1.95.

El aumento tendrá un impacto en el consumidor de un millón de dólares anuales, dijo el presidente de la junta de directores de Indulac, Juan Carlos Rivera, quien explicó que acudieron al tribunal para que detenga la implantación de este aumento que consideran ilegal por no haber seguido el debido proceso de ley.

“Para que una orden de precios entre en vigor, hay un procedimiento establecido en la ley 34 de 1957 que se obvió por completo. Este aumento no responde al debido proceso de evaluación y análisis de la industria y a la condición del mercado actual de leche exigido por la propia Ley de la ORIL. Se supone que se hagan vistas públicas, que se hayan publicado una serie de edictos, que se haya contado con la comparecencia y opinión del secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) sobre dicho aumento y su efecto sobre los consumidores. Nada de esto se hizo”, expuso.

Indulac está solicitando al tribunal no solo que se paralice la orden de precios, sino que el aumento se deje sin efecto ante el daño que le causará a la industria lechera en general, a los consumidores de leche UHT y a la propia Indulac.

“Al aumentar el precio, se afectará la demanda por este producto, se afectará la leche cruda que tendrá que ser destinada a estos productos con menos rendimiento lo que a su vez, tendrá su efecto en el ganadero, que es  el productor de leche. Muchos de los consumidores de leche UHT son personas de edad avanzada que han encontrado en la leche UHT una alternativa para continuar tomando leche por su larga duración, quiénes también se verán afectados”. indicó.

Agregó que “este aumento se ha diseñado  para pagarles a Suiza y Tres Monjitas el acuerdo a que se llegó en el tribunal federal la pasada administración. Esto fue una deuda autoinflijida que ahora el Secretario pretende que Indulac pague, escondiéndose y amparándose en el tribunal federal en vez de luchar y retar el acuerdo que ha sido malo para los agricultores, el gobierno y el pueblo que son los que han tenido que pagarlo. Por esto, están dispuestos a meterle la mano en el bolsillo al consumidor ahora”.

Mediante el acuerdo transado por la pasada secretaria de Agricultura en 2013 en la corte federal, se acordó pagarle a las dos elaboradoras de leche 95 millones, de los cuales le llegaron a pagar 21 millones. El presupuesto actual de Agricultura ha reservado unos 15 millones para este pago.

“Le hacemos un llamado al secretario de Agricultura para que cuestione esta transacción que se llevó a cabo de manera irregular y rete el acuerdo y la supuesta deuda que no está asegurada en esta situación de quiebra de las agencias del gobierno central, incluyendo el Departamento de Agricultura”, indicó Rivera Serrano.

La leche UHT es uno de los productos de más venta de Indulac, siendo el líder en la categoría de leche UHT con casi un 60% de participación de mercado.

Indulac tiene leche entera, leche baja en grasa al 1%, reducida en grasa al 2%, leche sin grasa y sin lactosa.

La producción de leche es la principal empresa agrícola de Puerto Rico con mas de 280 vaquerías en el país.

La Industria Lechera del País es la principal fuente de ingresos del sector agrícola.