Inicio  





 Lo Más Visto
- Claro se niega informar a clientes de Auto Expreso
- Las estafas continúan… ahora con WhatsApp de colores
- Si maquillaje las ventas de autos en abril
- Mi Salud dejará de cubrir 61 fármacos
- LAS 20 MEJORES OFERTAS DE LAS TIENDAS DE ALIMENTOS PUBLICADAS EN PUERTO RICO




  Por el libro
Bookmark & Share

Alcance de la medida

 

Para enmendar el inciso (a) del Artículo 12 de la Ley 23-2011, según enmendada,

conocida como la ''Ley para regular los negocios de casas empeño'', a los fines de

limitar los intereses que pueden cobrar las instituciones cubiertas por la ley;

ordenar a la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras a adoptar las

medidas administrativas necesarias para hacer posible lo dispuesto mediante esta

Ley; y para otros fines relacionados.

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El negocio de los prestamos sobre el título de autos, conocidos como “title loans

o “préstamos de título” es regulado por la Ley 23-2011, conocida como la ''Ley para

regular los negocios de casas empeño'' y por el Reglamento 2011-1 de 7 de abril de 2011

de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras, conocido como el

''Reglamento para regular el negocio y las operaciones en las casas de empeño''.

Los préstamos de título son de corto plazo y permiten al dueño de un vehículo

de motor tomar dinero prestado a cambio de entregar el título del auto a quien le

presta. El préstamo usualmente vence en periodo corto de treinta días y la cantidad

prestada es una porción del valor presente del vehículo. A la fecha del vencimiento, el

consumidor debe pagar tanto el principal como los intereses que se le fijaron en un solo

pago. Si la persona, puede pagar la totalidad, se procede a renovar el financiamiento

agregando como nuevo principal la cantidad original, más intereses, y el cargo por

servicio que se imponga.

 

En promedio, los prestadores suelen aplicar un veinte por ciento (20%) mensual

para financiar el préstamo. Esto significa que por el préstamo tomado, la tasa

porcentual anual es de hasta un dos cientos cuarenta por ciento (240%). Esto sin tomar

en consideración los cargos adicionales que le pueda exigir el prestador, lo que

aumentaría aún más los intereses que paga el consumidor. Por ejemplo, si usted toma

un préstamo por $500 durante un plazo de 30 días, en promedio podría tener que pagar

$125 en intereses más los $500 del principal del préstamo para un total de $625.

Si el consumidor no puede pagar el préstamo dentro del plazo habitual de 30

días, el prestador puede ofrecerle “convertir” el préstamo en uno nuevo. El proceso de

roll over siempre le suma cargos e intereses al monto que tomó prestado originalmente.

Si le refinancian el monto restante a un nuevo préstamo, se le sumarán más cargos e

intereses al monto que ya adeudaba. Esto podría resultar en un peligroso ciclo de

préstamo y refinanciación del monto del préstamo original. El consumidor puede

terminar pagando cargos por un monto superior a la suma que tomó en préstamo

originalmente, y en realidad, es probable que le resulte imposible pagar el total de su

deuda, lo cual resultaría en el embargo del vehículo utilizado como colateral.

Un estudio llevado a cabo en el 2013 por la Consumer Federation of America y el

Center for Responsible Lending halló que el consumidor promedio toma un préstamo

sobre el título de un automóvil por $951 y lo renueva ocho veces. Con una tasa

porcentual anual de alrededor del 240%, los prestatarios terminan pagando unos

$2,000 solamente en intereses, según el estudio. Y uno de cada seis préstamos termina

en el embargo del vehículo, con un costo adicional de $400 o más, halló el estudio.

En los últimos años el volumen de los préstamos de título otorgados en la Isla ha

aumentado exponencialmente. Debido a las muchas dificultades potenciales de los

préstamos sobre títulos de autos, el Gobierno de Puerto Rico ha intentado detener su

uso, con poco éxito. Debido a que las instituciones que otorgan préstamos de título no

evalúan la capacidad de repago del deudor, esta práctica algunos la llaman usura. Y la

usura no es más que querer engañar a alguien para que entre en un ciclo de

endeudamiento del que no podrá salir. El prestamista solo quiere que el deudor siga

pagando intereses, sin ningún interés genuino en recuperar la prestación inicial.

A tales efectos, por entender que los intereses de los préstamos sobre prenda

deben pactarse conforme a parámetros claros y justos, esta Asamblea Legislativa ha

determinado reducir los márgenes establecidos por Ley para evitar posibles prácticas

usureras y para reducir el costo total de financiamiento al cual se enfrentan los

consumidores que en situaciones de emergencia y necesidad recurren a estas

instituciones para un préstamo a corto plazo.

Comentarios y Recomendaciones

Comenzamos estableciendo  respaldamos la medida ya que las mismas serán de gran beneficio para los consumidores en Puerto Rico.

En el caso del P de la C 882 entendemos que es necesario establecer nueva regulación debido a que los consumidores están siendo abusados de prácticas a nuestro entender usureras y predatorias.

Lo primero que esta comisión debería de investigar es como a nuestro entender se traqueteo con la ley 23 del 2011 que regula las casas de empeño para incluir los préstamos de títulos de autos. Según mi conocimiento la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras de Puerto Rico (OCIF) se oponía a dicha inclusión y de forma milagrosa se incluyó finalmente en la medida.

Inclusive en aquel entonces el sector de ventas de vehículos de motor expreso su preocupación con la medida ya que crearía un disloque en el mercado como al presente está sucediendo. Entre los problemas que enfrentan los concesionarios de vehículos de motor son:

  1. Falta de información por parte del Departamento de Trasportación y Obras Públicas (DTOP)  sobre si el vehículo tiene o no un gravamen al momento de aceptar el mismo como “trade in” en una transacción de compra venta.
  2. Si el consumidor cuando va a vender el vehículo le sale un  gravamen del préstamo a pesar de tener evidencia de haber saldado el mismo. Esto le crea un malestar ya que el consumidor tiene que acudir a DTOP con la documentación para eliminar el gravamen e incurrir en costo, en vez que la compañía de “préstamo” elimine dicho gravamen.

La Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) comenzó a intervenir contra los negocios de préstamos de títulos de autos. A continuación el detalle.

 

En los primeros casos de la FTC contra prestadores que otorgan préstamos sobre el título de propiedad de carros, las compañías resuelven los cargos por anunciar engañosamente el costo de sus préstamos

Los negocios omitieron declarar los requisitos de calificación de los prestatarios para sus ofrecimientos de préstamos al "cero por ciento"

Para su difusión

30 de Enero de 2015

Por primera vez, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), ha tomado medidas contra dos prestadores que otorgan préstamos sobre el título de propiedad de carros, logrando acuerdos resolutorios que les exigirán que cesen de usar anuncios engañosos para publicitar sus préstamos sobre el título de propiedad de carros.

Un préstamo sobre el título de propiedad de un carro por lo general es un préstamo de alto costo y corto plazo que está garantizado por el título de propiedad del carro de un consumidor. En las demandas administrativas expedidas contra las dos compañías de préstamos sobre el título de propiedad de carros, First American Title Lending of Georgia, LLC, y Finance Select, Inc., la FTC acusó a ambas compañías de anunciar, tanto en internet como en medios impresos, tasas de interés del cero por ciento para un préstamo sobre el título de propiedad de un carro por un plazo de 30 días omitiendo informar importantes condiciones del préstamo o el porcentaje más alto del cargo financiero que se aplicaría a la finalización del período introductorio.

Jessica Rich, Directora del Buró de Protección del Consumidor de la FTC, dijo al respecto: “Este es un tipo de préstamo riesgoso para los consumidores porque si no pueden pagar podrían perder su carro – un bien sin el que muchos de ellos no pueden vivir. Sin las declaraciones informativas correctas, los consumidores no pueden saber qué es lo que están obteniendo, así que cuando veamos anuncios publicitarios engañosos de estos préstamos vamos a tomar medidas para frenarlos”.

Aunque se anuncian como préstamos de corto plazo, los préstamos sobre el título de propiedad de un carro pueden convertirse en préstamos de largo plazo, con cuotas de alto costo a pagar durante varios meses. La tasa porcentual anual de un préstamo sobre el título de propiedad de un carro puede superar el 300 por ciento. Si un consumidor no paga el préstamo dentro de los 30 días, los altos cargos financieros pueden acumularse rápidamente, lo cual da como resultado que un consumidor tenga que pagar cientos o miles de dólares en cargos o que le confisquen el vehículo.

La FTC acusó a First American Title Lending, que opera en más de 30 locales de Georgia, por anunciar (en inglés y en español) un ofrecimiento al cero por ciento y por no informar que para acceder a esa tasa el prestatario tenía que cumplir ciertas condiciones específicas. El prestatario tenía que ser un cliente nuevo, repagar el préstamo dentro de los 30 días y pagar con una orden de dinero o fondos certificados y no con dinero en efectivo o un cheque personal. Si un prestatario no cumplía con estas condiciones, el ofrecimiento no era aplicable, y se le requería pagar un cargo financiero desde el comienzo del préstamo. En los anuncios de la compañía también se omitió informar cuál era el monto del cargo financiero después de finalizado el período introductorio.

La FTC alegó que Finance Select, en ejercicio del comercio bajo el nombre de Fast Cash Title Pawn, omitió informar que a menos que el prestatario pagara la totalidad del préstamo dentro de los 30 días, la tasa del cero por ciento no era aplicable, y que el prestatario tendría que pagar un cargo financiero por los 30 días iniciales del préstamo además de cualquier otro cargo financiero en los que incurriera en el futuro. Fast Cash, con cinco locales en Georgia y dos en Alabama, también omitió informar cuánto le costaría al prestatario el cargo financiero después de finalizado el período introductorio de 30 días.

Como parte de los acuerdos propuestos con First American Title Lending y Fast Cash Title Pawn, los demandados tienen prohibido incurrir en las siguientes conductas:

  • No declarar todos los términos aplicables a los requisitos de calificación relacionados con la obtención de un préstamo a la tasa anunciada.
  • No declarar cuál es el cargo financiero aplicable después de finalizado el período introductorio.
  • Tergiversar cualquier término material de cualquier acuerdo de préstamo.

Además, First American Title Lending también tiene prohibido declarar el monto de cualquier pago inicial, cantidad de cuotas o períodos de repago, o el monto de cualquier pago o cargo financiero sin declarar de manera clara y destacada todos los términos requeridos por la Ley de Veracidad en las Operaciones de Préstamo (TILA) y la Regulación Z.

Estos casos forman parte del continuo esfuerzo llevado a cabo por la FTC para proteger a los consumidores en el mercado de préstamos de corto plazo y el sector de compraventa de carros. Las recomendaciones de la agencia contenidas en el artículo Advertencia: Los préstamos sobre el título de propiedad de un carro pueden dejarlo botado, alientan a los consumidores a buscar y comparar préstamos, y recurrir a su banco u otros prestadores para buscar opciones que puedan ser más accesibles que un préstamo sobre el título de propiedad de un carro. 

Por otro lado el pasado 26 de marzo del 2015 la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB por sus siglas en inglés) sometió unas propuestas a considerar sobre las trampas relacionadas con los prestamos predatorios. A continuación lo comunicado por la CFPB:

 THE CFPB CONSIDERS PROPOSAL TO END PAYDAY DEBT TRAPS

 

Today the Consumer Financial Protection Bureau (CFPB) announced it is considering proposing rules that would end payday debt traps by requiring lenders to take steps to make sure consumers can repay their loans. The proposals under consideration would also restrict lenders from attempting to collect payment from consumers’ bank accounts in ways that tend to rack up excessive fees. The strong consumer protections being considered would apply to payday loans, vehicle title loans, deposit advance products, and certain high-cost installment and open-end loans.

 

Overview The proposals under consideration cover both short-term and longer-term credit products that are often marketed heavily to financially vulnerable consumers. The CFPB recognizes consumers’ need for affordable credit but is concerned that the practices often associated with these products – such as failure to underwrite for affordable payments, repeatedly rolling over or refinancing loans, holding a security interest in a vehicle as collateral, accessing the consumer’s deposit account for repayment, and performing costly withdrawal attempts – can trap consumers in debt. Consumers can be forced to choose between reborrowing, defaulting, or falling behind on other obligations, and also may face deposit account fees and closures, vehicle repossessions, and other harms. 

 

For short-term loans, the CFPB has found that for consumers living paycheck to paycheck, the short timeframe can make it difficult to accumulate the necessary funds to pay off the principal and fees before the due date. Borrowers who cannot repay often roll over the loan – pay more fees to delay paying off the loan or take out a new loan to replace the old one. For many borrowers, what starts out as a short-term loan turns into an unaffordable, long-term cycle of debt. For longer-term loans, many consumers struggle to keep up with unaffordable payments, which can result in defaults, costly refinancing, or falling behind on other bills.

 

The proposals under consideration provide two different approaches to ending debt traps – prevention and protection. Under the prevention requirements, lenders would have to determine at the outset that the consumer is not taking on unaffordable debt. Under the protection requirements, lenders would have to comply with various restrictions designed to ensure that consumers can affordably repay their debt. Lenders could choose which set of requirements to follow.  

En www.doctorshoper.com recomendamos además de regular los intereses estableciendo un tope como por ejemplo tiene el estado de Arkansas  (Fuente: Loans.org) también proponemos a que se saque de la ley 23 y se incluya dentro de la ley que cobija la industria de financiamiento de vehículos de motor en la Isla. Por otro lado que las empresas que participan en la industria de préstamos de títulos de autos que lleven una campaña educativa muy similar a la que realiza la Lotería de Puerto Rico sobre los efectos directos que tiene caer en este tipo de préstamo.

Agradesco la oportunidad que nos brinda la Comisión para deponer en el día de hoy y estamos disponible para sus preguntas

Atentamente

Gilberto Arvelo de Doctorshoper.com

 

Enlaces:

http://loans.org/auto/studies/car-title-state-laws

 

https://www.consumerfinance.gov/about-us/newsroom/cfpb-considers-proposal-to-end-payday-debt-traps/

 

https://www.ftc.gov/news-events/press-releases/2015/01/first-ftc-cases-against-car-title-lenders-companies-settle