Inicio  





 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- El epidemiólogo jefe de EE.UU. no descarta la posible aparición de una nueva y "monstruosa" variante
- Complicadas las negociaciones entre la empresa Luis Ayala Colón y la Unión
- Más de 20 agentes del IRS en Puerto Rico investigan posible fraude
- Pocas pymes le venden productos y servicios al gobierno




  Por el libro
Bookmark & Share

14 de julio de 2021

La Opinion

La secretaria de Comercio, Gina Raimondo, externó que es fundamental que los congresistas democratas aseguren el presupuesto por $400,000 millones de dólares en gastos para el cuidado de ancianos y discapacitados, ya que la economía nacional la necesita desesperadamente.

De acuerdo con Reuters, la titular de Comercio expuso que el envejecimiento demográfico de Estados Unidos iba a afectar al país de una forma importante si no se da un aumento de la ayuda federal, por lo que advirtió que la situación actual es “insostenible”.

Raimondo fue enfática al decir que de no actuar se dañaría la economía de  Estados Unidos al dificultar que las mujeres, que se salieron de la fuerza laboral por millones durante la pandemia de Covid-19, a menudo se ocupen de niños o padres que no asisten a la escuela.

De acuerdo con cifras oficiales del censo, de los 328 millones de personas que habitan el país, 16.5% de la población estadounidense, 54 millones, tiene más de 65 años. Para 2030, ese número aumentará a 74 millones. La cantidad de personas mayores de 85 años está creciendo aún más rápido.

Hace unos meses, el presidente Joe Biden propuso impulsar Medicaid, el programa médico federal para ciudadanos de bajos ingresos, en $400 mil millones durante una década para financiar el cuidado en el hogar para personas mayores y discapacitadas, y aumentar los salarios para los cuidadores.

Por cómo está la ley, la aprobación de este tema en el Congreso depende prácticamente de los demócratas. Para ello, pueden hacer uso de la conciliación presupuestaria, instancia que le permitiría no depender de los votos de los republicanos, quienes no comparten la visión social del gobierno.

Los demócratas tienen una escasa mayoría en la Cámara de Representantes, mientras que el Senado está dividido 50-50. Eso significa que todos los demócratas del Senado deben estar de acuerdo para aprobar una medida presupuestaria con el voto de desempate de la vicepresidenta Kamala Harris.

De acuerdo con Reuters, la secretaria Raimondo informó que continúa reuniéndose con demócratas incrédulos sobre el tema, incluido el senador Joe Manchin. “No es tanto que la gente se oponga, pero $400 mil millones es mucho dinero, y tienen preguntas que merecen buenas respuestas”, externó.

La secretaria de Comercio dijo que 1.5 millones de mujeres aún no han regresado a la fuerza laboral después de salir de sus empleos durante la pandemia para cuidar a niños cuyas escuelas habían cerrado y a familiares ancianos y discapacitados.

“No podemos permitirnos que la mitad de nuestra fuerza laboral, las mujeres, sea retenida y excluida de la fuerza laboral porque no pueden obtener un cuidado de niños o ancianos excelente y adecuado”, dijo.