Inicio  





 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Complicadas las negociaciones entre la empresa Luis Ayala Colón y la Unión
- El epidemiólogo jefe de EE.UU. no descarta la posible aparición de una nueva y "monstruosa" variante
- Más de 20 agentes del IRS en Puerto Rico investigan posible fraude
- Pocas pymes le venden productos y servicios al gobierno




  Por el libro
Bookmark & Share

14 de julio de 2021

El Diario NY

Ante la preocupante falta de mano de obra que está padeciendo Estados Unidos en el retorno a la normalidad y que pone en peligro la incipiente recuperación económica tras la pandemia, las empresas están haciendo todo lo posible por conquistar a los escasos candidatos.

En una presentación a la que tuvo acceso The Wall Street Journal, los propietarios de McDonald’s dijeron que necesitaban demostrar su compromiso con los empleados, lo que se interpreta como “cambiar fundamentalmente lo que significa trabajar en un restaurante McDonald’s”.

Es por eso que los franquiciados de la cadena de comida rápida en EE. UU. tienen como objetivo aumentar el salario por hora, dar a los trabajadores tiempo libre remunerado y ayudar a cubrir los costos de matrícula y cuidado infantil de respaldo para atraer suficientes trabajadores.

Según la información, McDonald’s está haciendo una inversión multimillonaria para respaldar los esfuerzos de los franquiciados, quienes poseen el 95% de las 13,450 tiendas estadounidenses de la cadena.

Los franquiciados comenzarán a analizar este verano cómo se compara su salario con el de otros empleadores del ramo para hacerlo más competitivo.

Además se espera que algunos restaurantes de la franquicia comiencen a ofrecer a los empleados cuidado de niños y ancianos, y los propietarios decidirán si lo expanden antes de fin de año.

Una gran cantidad de empleados de la industria restaurantera se cambiaron a otros trabajos por la pandemia, y el sector tiene actualmente una de las tasas más altas de renuncia de empleados.

La tasa de personas que dejaron sus trabajos en restaurantes y hoteles en Estados Unidos alcanzó un máximo de dos décadas en abril y permaneció igual en mayo, según el Departamento de Trabajo.

De acuerdo con la presentación de McDonald’s los franquiciados evalúan desde el año pasado el salario y los beneficios que los operadores ofrecen a los trabajadores para determinar qué es lo que se puede mejorar.

Los propietarios consultaron a más de 5,000 trabajadores y gerentes de McDonald’s sobre lo que les gustaría ver en compensación y descubrieron que los empleados tienen prioridad por una serie de posibles beneficios adicionales, que van desde un salario mejorado hasta una mayor flexibilidad en el lugar de trabajo.

Una encuesta de Compass, firma de investigación y consultoría de restaurantes, encontró que los beneficios por desempleo fueron la razón principal por la que los restaurantes perdieron trabajadores desde que inició la pandemia, seguido por el desencanto de los trabajadores con la industria, además de sentirse inseguros de trabajar en lugares públicos.