Inicio  






  Por el libro
Bookmark & Share
 / Foto por: (La Perla del Sur)

2 de agosto de 2017

Doctorshoper

Un aparente esquema que involucra a la Autoridad de Energía Eléctrica, las empresas AES e EC Waste podría estar afectando no sólo al bolsillo de los consumidores, sino al medioambiente.

Todo se relaciona a una interrogante básica que nos planteamos en www.doctorshoper.com en defensa de los consumidores Esta fue: “¿Por qué hay tanto traqueteo relacionado con la disposición de las cenizas toxicas que emite la empresa de cogeneración de energía, AES en Guayama?. ¿Quién está detrás de este negocio y a quién le interesa que se depositen las cenizas?

Para responder a estas interrogantes, en www.doctoshoper.com nos dimos la tarea de seguirle el rastro al movimiento de dinero en lo relacionado a esta empresa e investigamos los personajes.

Esto fue lo que averiguamos: EC Waste adquirió la empresa Waste Management, y en la transacción, compraron los vertederos de Humacao, Peñuelas, Mayagüez, estación de  trasbordo de Caguas, y la  estación de trasbordo localizado en la avenida Kennedy en San Juan. Se estima el costo de dichos activos fue de $60 millones. 

De lo indagado, advinimos en conocimiento de una alegación principal que vincula esa multimillonaria transacción a uno de los inversionistas que vinieron a Puerto Rico atraídos por la Ley de Incentivos 20-22. Se alega que se trata del Grupo Paulson, que supuestamente estructuró la transacción, posee acciones y logró concretar un financiamiento de cerca de $25 millones por parte del Banco Popular de Puerto Rico.

Ahí es donde se origina todo ya que según varios entendidos en la materia, se alega que como una  de las  garantías principales  a ese préstamo de $25 millones fue que se ofreció el contrato de disposición de cenizas con la AES.

A pesar de haber logrado atraer el financiamiento, es importante destacar, sin embargo, que el “Hedge Fund Paulson & Company” ha perdido sobre un 70% de su valor en el mercado entre los años 2011 al 2017. Esto representa que su valor bajó de $36 billones ($36,000 millones) en el 2011 a $10 billones ($10,000 millones) en el 2017 según publicó el periódico el New York Times el pasado 1ro de mayo del 2017.  https://www.nytimes.com/2017/05/01/business/dealbook/john-paulsons-fall-from-hedge-fund-stardom.html?mcubz=2

Antes de que EC Waste entrara en el mercado de disposición de desperdicios, se operaba distinto, y no se cobraba.

AES le enviaba directamente el material Agremax -[compuesto por cenizas de carbón]-, para ser mezclado con la tierra que por ley se requería para cubrir la basura en los vertederos y  como  material  de  relleno de compactación  en  las  obras  de  carreteras/caminos /zapatas  de obras  de construcción ,etc. Ese material de Agremax, la AES lo enviaba libre de costo en camiones a los más de 20  vertederos en la Isla y a los  contratistas  locales  de  carreteras, caminos, y obras  civiles.

Por ejemplo, si un vertedero o  un contratista  civil necesitaba digamos 6  camiones de tierra por día, cuyo costo era de $12 a $15.00 por  metro  cúbico, le costaba $9,000. Venía el administrador del vertedero o el  contratista  civil  y llamaba a AES para que le enviaran  dos  o  tres  camiones de  Agremax /ceniza ligera libre de costo,  y lo mezclaban con  tierra de  mina  o suelo  virgen. Ese uso estaba aprobado por  la  Junta  de  Calidad  Ambiental  y la  Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA).  Entonces, al comprar dos o tres  camiones de tierra menos, porque el vertedero les enviaba el Agremax cual era mezclado con tierra, todas las partes hacían un buen negocio. El contratista o el vertedero se podía ahorrar entre $3,000-4,500 por  día, y la AES disponía del material.

Pero todo eso  cambió en el momento en que entro la compañía  EC Waste.

Cuando el presidente de EC Waste, Randy Jensen, obtiene el contrato de AES, decidió que era más beneficioso para ellos generar $50-60 por tonelada de ceniza vertida en sus vertederos que regalar las mismas  como  reemplazo de  tierra para  usos  de  construcción o  ambientales , como se hacía desde  el  año 2000.

Estamos hablando de que AES se estima que genera a diario 400-500 toneladas de ceniza a $50-60, lo que  representa  unos  $25,000-30,000 diarios. Si eso lo multiplicamos por 365 días en el año, estamos hablando de entre $12 a 15 millones de  ingreso por  el  manejo y/o disposición de las  cenizas toxicas solamente. 

Inclusive en la actualidad se estima que hay almacenadas alrededor de 1,500,000  toneladas de cenizas en las facilidades de AES en Guayama, con un valor estimado para EC Waste es de $80-85 millones en ingresos.

Ante todo este panorama mercantil, hay que preguntarse ¿cuál es el verdadero fin público y dónde queda el consumidor puertorriqueño?

En www.doctorshoper.com nos preguntamos por qué la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) amenaza a los consumidores diciendo que si se va la AES,  sufriríamos un aumento en nuestra factura de electricidad. No hay justificación para esa amenaza.

Pudimos corroborar que la  AES le vende a la AEE la energía en 6-7 centavos el kilovatio hora. Sin embargo,  la AEE se vira y nos las vende en 21-22 centavos kilovatio hora. 

Los consumidores tenemos hasta un máximo de 45 días para poder pagar la factura mientras se alega que la AEE le está pagando a AES en alrededor de 200-220 días. Esto quiere decir que la falta de financiamiento que tiene la AEE, la AES le sirve para poder generar un movimiento de efectivo y poder cumplir con sus obligaciones.

En www.doctorshoper.com preguntamos lo siguiente:

1.      ¿Cuánto está costando el consumo de agua que requiere mantener las dos montañas de cenizas en la planta de la AES en Guayama?

2.      ¿Dónde  se  están disponiendo las  aguas  de  escorrentías  de la  montaña  de  cenizas acumuladas  en AES?

3.      ¿Tiene la AES los  permisos para  acumular agua  de  escorrentías  en  charcas (recién construidas), sin  protección de  membranas  para  evitar la  contaminación de las  aguas subterráneas  del  acuífero  del  Sur? ¿Por qué no lo contestan?

4.      Si el agua la están obteniendo a través de sistema de riego cuya fuente principal es el Lago de Patillas cuya propiedad es de la AEE.

5.      Si con la entrada de John Paulson a Puerto Rico bajo la Ley 20 y 22 como inversionista en EC Waste el Gobierno de Garcia Padilla y Alberto Baco legislo para eliminar la cláusula del contrato inicial que requería disponer de las cenizas fuera de la Isla.

6.      Si Paulson recientemente adquirió acciones en AES USA ya que según refleja su informe anual uno de los problemas que enfrentaban era su alto nivel de deuda de la empresa. http://s2.q4cdn.com/825052743/files/doc_financials/annual/2017/2016-10-K-Wrap.pdf

En www.doctorshoper.com exigimos respuestas claras de la AES, de EC Waste, de John Paulson, y más que nada de la Autoridad de Energía Eléctrica. Este medio está a la disposición para sus planteamientos, porque queremos claridad y que los consumidores estén informados.