Inicio  



 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Reportan nueva reducción en la venta de autos en Puerto Rico
- Tres Monjitas ordena el recogido y decomiso de leche fresca por no cumplir con estándares de calidad
- LOS CONSUMIDORES GASTAN 13.8% MÁS EN ALIMENTOS
- En EE.UU, los consumidores eligen pollo sobre la carne de res ante los altos precios




  Tu Crédito
Bookmark & Share

28 de enero de 2022

AP

¿Subirán los tipos hipotecarios? ¿Y los préstamos para automóviles? ¿Las tarjetas de crédito?

¿Y los tipos casi invisibles de los certificados de depósito bancarios?

Con la Reserva Federal (Fed, en inglés) señalando que empezará a subir su tasa de interés de referencia tan pronto como en marzo - y probablemente unas cuantas veces más este año - los consumidores y las empresas finalmente lo sentirán.

La idea de la Reserva Federal es que, dado que el mercado laboral estadounidense ha vuelto a la normalidad y que la inflación ha superado con creces el objetivo anual del banco central del 2%, ha llegado el momento de subir su tipo de interés de referencia desde casi cero.

La Fed redujo su tipo de interés después de que estallara la recesión pandémica hace dos años. La idea era apoyar a la economía fomentando el endeudamiento y el gasto. Pero ahora, al hacer que los préstamos sean gradualmente más costosos, la Fed espera frenar el aumento de precios que ha estado apretando a los consumidores y a las empresas.

He aquí algunas preguntas sobre lo que esto podría significar para los consumidores y las empresas.

ESTOY PENSANDO EN COMPRAR UNA CASA. ¿SUBIRÁN LOS TIPOS DE INTERÉS DE LAS HIPOTECAS?

Probablemente, pero es difícil de decir. Los tipos hipotecarios no suelen subir en paralelo a las subidas de tipos de la Fed. A veces incluso se mueven en la dirección opuesta. Las hipotecas a largo plazo tienden a seguir los tipos de interés del Tesoro a 10 años, que, a su vez, está influenciado por una serie de factores. Entre ellos, las expectativas de los inversores sobre la inflación futura y la demanda mundial de bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Cuando se espera que la inflación se mantenga alta, los inversores tienden a vender bonos del Tesoro porque los rendimientos de esos bonos tienden a proporcionar poca o ninguna rentabilidad una vez que se tiene en cuenta la inflación. Cuando esto sucede, la presión de venta de los bonos tiende a obligar a los Tesoros a pagar tipos más altos. Los rendimientos suben entonces como respuesta. El resultado puede ser un aumento de los tipos hipotecarios. Pero no siempre.

¿SIGNIFICA ESO QUE LOS TIPOS DE LOS PRÉSTAMOS HIPOTECARIOS NO SUBIRÁN MUCHO EN BREVE?

No necesariamente. La inflación está superando con creces el objetivo del 2% de la Reserva Federal. Menos inversores están comprando bonos del Tesoro como refugio seguro. Y con la previsión de numerosas subidas de tipos de la Fed, el tipo de la nota a 10 años podría subir con el tiempo, y por extensión, también los tipos hipotecarios.

Pero es difícil saber cuándo.

Por otro lado, incluso cuando los rendimientos del Tesoro son comparativamente bajos con respecto a la inflación, como ocurre ahora, los inversores suelen acudir a ellos. Esto es especialmente cierto en momentos de agitación mundial. Inversores nerviosos de todo el mundo a menudo invierten en los bonos del Tesoro porque los consideran ultra seguros. Toda esta presión de compra tiende a mantener los tipos del Tesoro a raya, lo que generalmente tiene el efecto de mantener los tipos hipotecarios relativamente bajos.

¿QUÉ PASA CON OTROS TIPOS DE PRÉSTAMOS?

Para los usuarios de tarjetas de crédito, líneas de crédito con garantía hipotecaria y otras deudas de interés variable, los tipos subirían más o menos lo mismo que la subida de la Fed. Esto se debe a que esos tipos se basan en parte en el tipo de interés preferente de los bancos, que se mueve en paralelo a la Fed.

Aquellos que no reúnan los requisitos para recibir esas ofertas de tarjetas de crédito a bajo interés podrían verse obligados a pagar intereses más altos por sus saldos, ya que los tipos de sus tarjetas subirían al mismo tiempo que el tipo de interés preferente.

Las subidas de tipos de la Reserva Federal no aumentarán necesariamente los tipos de los préstamos para automóviles. Los préstamos para automóviles suelen ser más sensibles a la competencia, lo que puede frenar el ritmo de las subidas.

¿PODRÍA FINALMENTE OBTENER UNA RENTABILIDAD SUPERIOR A LA DE LOS CDS Y LAS CUENTAS DEL MERCADO MONETARIO?

Probablemente, aunque tardaría en llegar.

Los ahorros, los certificados de depósito y las cuentas del mercado monetario no suelen seguir los cambios de la Fed. En cambio, los bancos tienden a aprovechar un entorno de tipos más altos para tratar de engrosar sus beneficios. Lo hacen imponiendo tipos más altos a los prestatarios, sin ofrecer necesariamente tipos más jugosos a los ahorradores.

La excepción: Los bancos con cuentas de ahorro de alta rentabilidad. Estas cuentas son conocidas por competir agresivamente por los depositantes. La única pega es que suelen exigir depósitos importantes.