Inicio  



 Lo Más Visto
- Fomento endurecerá las multas a las concesionarias de autopistas en caso de negligencia
- Google revela un truco para ahorrar en el consumo de energía en dispositivos Android
- Comunidad china ofrece recompensa de $40,000 por información relacionada a un asesinato
- Siete de cada diez ejecutivos aseguran que existe la corrupción en los negocios
- Excorredor de UBS Puerto Rico se declara culpable




  Por el libro
Bookmark & Share

3 de septiembre de 2018

El Vocero

Los puertorriqueños podrán continuar viajando con licencia de conducir hasta el 2020.

 

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) no descarta la posibilidad de conceder una nueva extensión al gobierno de Puerto Rico para cumplir con la Ley federal de identificación Verdadera (Real ID). El estatuto establece que las licencias de conducir deben cumplir con parámetros de seguridad más estrictos y su cumplimiento a partir del 2020 será vital para que los puertorriqueños puedan viajar a Estados Unidos.

McLaurine Klinger, asistente de prensa de Seguridad Nacional, detalló a EL VOCERO que los puertorriqueños aún pueden usar una identificación que no sea Real ID para viajar y acceder a ciertos edificios del gobierno. Además, aclaró que el 10 de octubre es la fecha límite para que el gobierno pueda obtener tiempo adicional para revisar su certificación de cumplimiento con la ley.

Esto luego de que fuentes allegadas a la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) indicaran a EL VOCERO que esa agencia no estaba acreditada aún para aceptar la licencia Real ID o la tarjeta “Real ID” que expide el gobierno, información que más tarde fue descartada por el departamento federal de Seguridad Nacional y por el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP).

“DHS otorgará a Puerto Rico otra extensión si se necesita tiempo adicional para revisar su certificación de cumplimiento. Esto significa que los ciudadanos puertorriqueños aún pueden usar una identificación que no sea Real ID para viajar y acceder a ciertos edificios del gobierno”, indicó Klinger.

De acuerdo a la ley federal, los estados y territorios estadounidenses tienen hasta octubre del 2020 para cumplir con la nueva reglamentación. “Después de eso, no se aceptarán identificaciones que no cumplan con la identificación verdadera y se necesitará otra forma de identificación -como un pasaporte- para viajar y acceder a ciertas instalaciones del gobierno”, añadió la funcionaria federal.

El pasaporte como alternativa

En semanas recientes, la administración del gobernador Ricardo Rosselló hizo un llamado a los viajeros que utilizan como método de identificación su licencia de conducir, para que obtengan una identificación que cumpla con la ley federal.

El secretario del Departamento de Estado, Luis Rivera Marín, indicó a este diario que “la fecha de 10 de octubre establece que todo estado o territorio que aún no cumple con esta ley tiene que pedir prórroga de la misma”, sostuvo. Recordó que las oficinas de pasaporte de esa agencia y el DTOP son las llamadas a cumplir con la ley.

“El Departamento de Estado a través de sus oficinas de pasaporte tramitan identificaciones federales, como lo es el libro y la tarjeta de pasaporte. Es por esa razón que somos una alternativa ya que nuestras identificaciones cumple con esta ley”, dijo.

Entre las opciones de Real ID figura: el libro y/o la tarjeta pasaporte, la nueva licencia de conducir Real ID y la tarjeta Real ID que no es licencia.

Según datos que proveyó el DTOP el pasado jueves, en la Isla se han expedido 135,532 licencias con Real ID y 24,728 tarjetas Real ID.

Carlos Contreras, secretario del DTOP, no pudo precisar a EL VOCERO cuánto dinero recauda el estado por concepto de cada “Real ID” que se otorga a la ciudadanía. “Esos recaudos no vienen ahora directo para el departamento, todos los recaudos van directo al Departamento de Hacienda”, sostuvo.