Inicio  

 Lo Más Visto
- ¿Es una trampa los meses sin intereses?
- Ford llama a revisión 1.3 millones de vehículos en Estados Unidos
- AT&T, la empresa de telecomunicaciones con más quejas
- Agricultura busca impulsar la producción de huevos locales
- "Los pagan las empresas, no China": más de 600 compañías de EE.UU. urgen a Trump a detener la guerra






  Por el libro
Bookmark & Share

11 de diciembre de 2018

Primera Hora

A partir del próximo año los consumidores puertorriqueños que acostumbran realizar compras por Internet a empresas que no cobran el impuesto sobre las Ventas y Uso (IVU) podrían recibir una sorpresiva carta de advertencia para que, tal como se impone por ley, radiquen su planilla y paguen voluntariamente el impuesto al Departamento de Hacienda. Así lo adelantó a Primera Hora el secretario auxiliar de Rentas Internas de Hacienda, Francisco Parés, al destacar que desde el 2006 el cobro y remisión del IVU dispone que, al venderse un bien o prestarse un servicio en la isla, la persona o empresa que ofrece el producto está obligada a retener al comprador el impuesto sobre venta. Y si el vendedor no tuviera la obligación constitucional de hacerlo -como ocurre con muchas de las empresas de venta por internet que no tienen presencia física en Puerto Rico- lo correcto es que el cliente rinda una planilla al mes siguiente de haber adquirido el producto o servicio y por auto-imposición remita el impuesto a la agencia. Y, ojo, Parés explicó que la agencia utilizará unos informes que están enviando compañías de ventas en línea establecidas fuera de Puerto Rico en los que se provee información de los consumidores. Esa información de los clientes será analizada para abril de 2019 y a partir de entonces se podrían estar enviando las cartas de cobro a los contribuyentes. “Luego de diciembre estas compañías someterán la informativa de todos esos consumidores y nos la transmiten a nosotros. De ahí vamos a hacer un resumen por comerciante, por año y eso nos ayudará a hacer un trabajo de inteligencia y fiscalización”, dijo Parés. En cambio, aclaró, que la preferencia de la agencia -más que obligar a la autoimposición de pago del IVU a los contribuyentes- es lograr acuerdos con las empresas de venta en línea fuera de la Isla, tal como ha estado ocurriendo desde marzo pasado gracias al amparo de la Ley 25 del 29 de abril de 2017. Estableció que gracias al estatuto se ha logrado acuerdo con unas 40 empresas que se comprometieron con retener el impuesto a sus clientes mediante transacciones confidenciales. El Gobierno, insiste Parés, no puede revelar el nombre de las compañías que aceptaron el plan pero se sabe que Amazon es una de las empresas en colaboración, pues así trascendió públicamente hace unos meses. Aún con este esfuerzo, los $44 millones que se incluyeron como proyección de recaudo a las ventas por internet en el documento del Plan Fiscal del Gobierno se quedaron cortos, pues al final la cifra alcanzará entre $12 y $15 millones. “Queda un mundo por recorrer... Esto de las captaciones de los impuestos por regla general suele ser por fases y hablar de que lograremos recaudar entre $12 y $15 millones (más de $1 millón por mes) nos indica que vamos por buen camino porque se trata de dinero que en el pasado no se recibía”, manifestó el funcionario. Aunque Hacienda no cuenta con estudios sobre el comportamiento del consumidor boricua que opta por comprar a través de internet, hay entidades como Estudios Técnicos Inc. que han analizado el escenario. El último estudio sobre este tema, realizado en julio de 2017, indica que la incidencia de uso de internet en Puerto Rico es de un 71 % lo cual representa un estimado de 2.1 millones de usuarios. La data recopilada apunta a que tres de cada 10 (36.8%) de los usuarios de internet realizan compras en línea. La mediana de compras de personas que realizan este tipo de transacción es de $135. Mientras el estimado anual de lo que gastan los consumidores locales en compras por internet es de $127 millones al año. Un dato importante es que se prevé que el 72.9% de las compras se realizan en comercios establecidos fuera de Puerto Rico. Las compañías internacionales de venta más visitadas por los boricuas son: Ebay (40.3%), Amazon (28.7%), WISH (25.3%) y Walmart (19.0%). A juicio del experto en temas de consumidor Gilberto Arvelo, mejor conocido como Dr. Shoper, los esfuerzos del Gobierno para recaudar dinero con el impuesto a las ventas por internet no rendirá frutos pues el escenario de este tipo de transacción no es como el que se proyecta. “Contrario a lo que se quiere hacer ver, las ventas por internet no están creciendo aquí. En Estados Unidos tal vez sí, pero aquí no”, dijo Arvelo al exhortar a los funcionarios de Hacienda a aunar esfuerzos por atraer el establecimiento de más empresas en Puerto Rico. Precisó que hay “un mito” de que la gente está comprando en línea, pero la realidad es que la situación económica de muchas familias ha empeorado. Agregó que otro factor que desanima al consumidor es que muchas de las ofertas aplicables en Estados Unidos son descartadas en Puerto Rico o los cobros de envío (shipping) son exorbitantes. “Busca para que veas que muchas compañías en Estados Unidos tienen supuestamente free shipping, pero cuando buscas las letras pequeñas, no aplican a Puerto Rico, aún cuando somos territorio estadounidense. O lo que es peor, te cobran un dineral por el envío y si no te gusta o no te funcionó lo que compraste y lo que quieres devolver tienes que pagar otro fracatán de chavos… al final uno sale perdiendo y es mejor buscar el producto aquí”, ejemplificó. Aseguró que en Puerto Rico se consiguen buenos especiales, por lo que exhortó a los consumidores a evaluar como primera opción los ofrecimientos de productos en la isla.