Inicio  





 Lo Más Visto
- Links para Shoppers de Estados Unidos
- ASALTO NAVIDENO AL CONSUMIDOR CORTESIA DE EMPIRE GAS
- Ciudadana denuncia fue timada durante la compra de perro
- Sentencian a Marielis Falcón, coacusada en caso de Anaudi Hernández




  Por el libro
Bookmark & Share

6 de noviembre de 2020

El Vocero

Ante la proyección de un invierno más frío en EE.UU. y el posible recrudecimiento de las medidas salubristas para controlar la propagación del coronavirus, la demanda mundial por el crudo podría disminuir aun más, lo que daría paso a que se mantenga la descolgada en los precios del petróleo.

A principios de semana los precios del crudo cayeron presionados por la posibilidad de que el aumento en el confinamiento mundial para frenar el resurgimiento del coronavirus debilite nuevamente la demanda por el combustible. La pérdida fue de 3% y estuvo principalmente motivada por el aumento en contagios en Estados Unidos y Europa.

Carlos Crespo, analista del sector detallista de gasolina, señaló a EL VOCERO que prevé que la merma en el precio se sostenga y que se sume al panorama la prevalencia del fenómeno atmosférico La Niña. “A la incertidumbre generada por el Covid-19 se le suma que el invierno será más crudo este año. Se prevé que la gente se aguante en sus hogares y que la demanda disminuya aun más”, detalló.

Según las proyecciones meteorológicas, La Niña generará fuertes lluvias y temperaturas extremadamente bajas durante el invierno en Estados Unidos. Las autoridades salubristas entienden que este panorama complicará la lucha contra la pandemia porque coincide con la temporada de gripe.

Aumento en inventario

Por su parte, Rafael Mercado, presidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina de Puerto Rico (Adgpr), señaló que el inventario de petróleo está creciendo a un ritmo acelerado, lo que también sostendría los precios bajos. El aumento en inventario se da por la merma en la demanda y la falta de compradores.

“La demanda está bajando y los inventarios están creciendo rápidamente. La tendencia no será distinta para lo que resta del año. No se prevé que haya un aumento en el precio, sino que, por el contrario, se mantenga estable. De aquí a que acabe el año, el precio de la gasolina estará entre los 50 y 60 centavos por litro”, acotó.

Tras la caída en la demanda por el crudo que generó el coronavirus, los principales productores de petróleo —que en un principio se oponían a limitar la producción— se vieron obligados a disminuir operaciones para nivelar la oferta con la demanda y evitar que los precios cayeran dramáticamente.

Aumento en producción

No obstante, Mercado dejó claro que a pesar de que la situación continúa siendo la misma, algunos países han reanudado la producción a niveles máximos. “Libia, por ejemplo, anunció que en medio de la pandemia aumentará nuevamente su producción. Esto da paso a que haya sobreinventario, lo que, a su vez, baja los precios”, agregó.

A principios de la pandemia, Rusia se negó a controlar la producción como hizo Arabia Saudí y otros 13 integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEC, en inglés), por lo que la oferta era altísima y los precios bajaron dramáticamente. El precio del crudo cayó en los $20 —precio más bajo en el mercado estadounidense desde el 2002— y la gasolina en la Isla llegó a estar en los 50 centavos.

A pesar de que la actividad económica en China —que es el segundo país que más gasolina y petróleo consume— ha vuelto a despuntar y a que las proyecciones indicaban que cuando esto sucediera aumentaría el precio del petróleo, Mercado indicó que las situaciones previamente expuestas “crean de cierto modo un balance”.

Impactado el mercado local

Por otro lado, en momentos en que el precio de la gasolina se mantiene bajo y el gobierno local ha permitido la reapertura económica, el sector de gasolineras se mantiene un 80% por debajo del volumen de ventas que registró a esta misma fecha en el pasado año.

Crespo, también expresidente de la Adgpr, alertó que la venta de gasolina se ha caído en un 40%. “La industria de las gasolineras está en rojo. Sobreviviendo de sus tienditas, de los centros de inspección y la venta de marbetes. Antes una gasolinera promedio vendía 70,000 galones y ahora solo vende 35,000 galones”, enfatizó.

El empresario detalló, además, que previo a la pandemia en Puerto Rico se consumían 1,000 millones de barriles y que estiman cerrar el año actual con 700,000 barriles vendidos. “La industria se ha caído”, puntualizó.

Precio del crudo 

Según el West Texas Intermediate (WTI, promedio que mide la calidad del petróleo producido en los campos de Texas), a lo largo del año 2020 el precio del petróleo ha disminuido un 37.38%. A un año la tendencia es a la baja situándose en 31.99%, a 3 años la merma se ubica en 30.25% y a 5 años alcanza una merma de 14.10%. El pasado mes de octubre de 2020, el precio del petróleo WTI bajó un 11.24%, equivalente a unos $4.53 US por barril.

Al cierre del mercado ayer, el precio del crudo se situó en $39.19 el barril.