Inicio  





 Lo Más Visto
- Monsanto pagó a Google para censurar resultados de búsqueda y desacreditar a los periodistas
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Esquema fraudulento de seguros en asilo
- Politico: El Gobierno de EE.UU. podría obligar a Google a vender Chrome
- Instan a eliminar la competencia desleal




  Por el libro
Bookmark & Share

17 de septiembre de 2020

JasonRGrafal

Ni siquiera la emergencia de salud provocada por la pandemia del Covid-19 ha sido suficiente para frenar el auge de las llamadas fraudulentas en Puerto Rico.

Como ha constatado La Perla del Sur, en semanas recientes otra ronda de comunicaciones fraudulentas ha intentado defraudar a beneficiarios del programa del Seguro Social, mediante un esquema donde se solicita a la víctima comunicarse a un número de teléfono para evitar la suspensión de sus beneficios o el inicio de un proceso legal.

Para hacer su comunicación más creíble, el aviso además llega a las víctimas mediante una llamada pregrabada en inglés: una modalidad que de inmediato angustia a personas de la tercera edad.

“Hemos visto todo tipo de llamadas fraudulentas en el pasado, pero con estas que son relacionadas al Seguro Social hay que tener mucho cuidado, porque hay mucha ansiedad en la calle”, advirtió el activista del consumidor Gilberto Arvelo Colón, también conocido como Doctor Shoper.

“Ahora mismo hay muchos viejos solos en la casa por el Covid y todos los días están escuchando sobre el robo de identidad, así que cuando reciben una llamada diciéndole que le robaron la identidad y van a perder el Seguro Social, muchos se asustan”, continuó.

Tanto en enero como marzo de este año, la Administración del Seguro Social (SSA, en inglés) alertó sobre este tipo de fraude telefónico, por lo que reclamó cautela a la ciudadanía.

“Recientemente, los fraudes -que engañan a las víctimas para que hagan pagos en efectivo o con tarjetas de regalo para evitar ser arrestados por problemas con el número de Seguro Social- han aumentado”, afirma la SSA en su página electrónica www.sss.gov/español.

“Nuestros empleados nunca lo amenazarán por su información, ni le prometerán un beneficio a cambio de información personal o dinero”, abunda.

“Si hay un problema, le enviaremos una carta con su número de Seguro Social. Por lo general, solo nos comunicaremos con usted si ha solicitado una llamada o si tiene un trámite pendiente con nosotros”, añade la agencia federal.

Por su parte, Arvelo Colón validó que agencias federales como el Seguro Social usualmente realizan sus comunicaciones oficiales mediante cartas y no llamadas telefónicas.

Asimismo, subrayó que nunca deben ofrecerse datos personales en llamadas recibidas, sin importar de dónde provengan.

“Mi recomendación es que si recibe una llamada sospechosa de alguien que no conoce, simplemente cuelgue”, sentenció.

Arvelo Colón, además, urgió a los hijos de adultos mayores a estar más pendientes de ellos y a orientarlos constantemente sobre los peligros y las modalidades del fraude telefónico.

Para orientación adicional o para reportar un caso de fraude con el Seguro Social, puede comunicarse con la Oficina del Inspector General de la agencia en San Juan, al 787-679-7997.