Inicio  

 Lo Más Visto
- Ordenan ‘recall’ de gotas para los ojos y pomadas vendidas en Walmart y Walgreens
- Califican como estorbos casas habitadas en Ponce
- 4 Problemas de dinero por las que la gente suele divorciarse
- FCA llama a revisión 100,000 Jeep Cherokee por problemas en la transmisión
- Contratista sustituye a BDO en Educación




  Estirando el chavito
Bookmark & Share

27 de diciembre de 2017

El Vocero

Después del paso de los huracanes Irma y María por la Isla, han sido muchos los cambios y ajustes que el consumidor ha realizado para poder mantener, en lo posible, la estabilidad de sus finanzas.

Un estudio realizado por la firma Arteaga & Arteaga, “Pulsos Vitales del Bolsillo Boricua”, evidenció que el consumidor puertorriqueño se ha convertido en uno mucho más consciente del gasto, tendencia que se advertía desde hace varios años, pero ante el paso de los huracanes se ha intensificado. El consumidor local post María se ha visto obligado a reducir todo aquel gasto que no represente una verdadera necesidad, y en ese balance el área de entretenimiento ha resultado una de las áreas más afectadas.

Acorde con el estudio, el 97% de los encuestados ha reducido sus gastos en salidas y “jangueos”. Este ahorro lo han logrado, principalmente, en un 72.7%, con menos salidas, reducción en el consumo al salir, la búsqueda de lugares más económicos y la selección de más especiales, como los “happy hours” en el caso de las bebidas. De igual manera, atrás quedó la lealtad a las marcas, por lo que ahora consumen todo lo que sea más económico, y cuando ingieren alcohol seleccionan cervezas en lugar de tragos.

De igual manera, han limitado la inversión cuando de entretenimiento en el hogar se trata. Por ejemplo, un 63% de los encuestados dijeron que han reducido el gasto en servicios de Internet. Para ello, han optado por ofertas más económicas, aunque esto signifique recibir menor velocidad en la conexión, servicios limitados y utilizan el teléfono móvil como unidad para tener acceso a la web en el hogar. De hecho, el 44% indicó que ha reducido sus gastos de servicio móvil. Otro punto importante es la actitud de compra hacia artículos tecnológicos.

Por el lado de los servicios de televisión paga, un 67% lo ha reducido. De estos, un 20% señaló que ha cambiado a planes con menores ofrecimientos y ahora tienen solo un televisor o menos unidades. En los que han buscado un ahorro mayor, decidieron eliminar el servicio por completo, o se quedaron con la opción de acceder a contenido en Internet.

Para reducir sus gatos los consumidores cada vez más seleccionan actividades, que –entre otras- incluyen ver películas en casa, hacer deportes o visitar amigos.

Aunque salir a comer fuera no se ha eliminado por completo, la práctica se ha limitado mayormente a los fines de semana. Durante la semana y según se desprende del estudio, el 27% de los consumidores llevan su almuerzo al trabajo todos los días y un 12% los lleva entre 4 a 6 veces por semana.

Otro de los gastos reducidos ha sido la compra de artículos para el cuidado personal y de belleza, y así lo expresaron el 87% de los encuestados. Para conseguir ese ahorro, la alternativa ha sido recortarse o pintarse el cabello en el hogar, así como el cuidado de las uñas, y otros.

Respecto a los generadores eléctricos, cuyos niveles de consumo se han disparado debido al colapso del sistema energético de la Isla, un 36% de los encuestados comentó que no le interesa adquirir uno, versus un 24% que contempla dicha inversión. Quienes ya tienen su planta de energía, un 60% dijeron que la compra de combustible les ha hecho un hueco en el bolsillo.