Inicio  



 Lo Más Visto
- El hielo seco, la nueva arma letal para combatir las ratas
- Kia retira miles de autos por problema en bolsas de aire
- Escasean los materiales en plena temporada de huracanes
- Por qué viajar con medicinas puede ser arriesgado (y qué precauciones debes tomar)
- 5 mitos y verdades sobre el consumo de fruta




  Por el libro
Bookmark & Share

25 de mayo de 2018

BBC Mundo

Empresas de cobranza persiguen a los deudores y cuando estos no se presentan en la corte, los jueces emiten órdenes de arresto.

Según la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) cada año miles de personas son enviadas a prisión por esta causa en 26 estados del país.

"Es el regreso de las nuevas cárceles de deudores", dicen los abogados de la ACLU, refiriéndose a aquellas que existían en el siglo XVIII, pero que fueron abolidas en 1833.

"Criminalización de la pobreza"

Aseguran que se trata de la "criminalización de la pobreza".

"Los encarcelan simplemente porque no tienen dinero", dice Nusrat Choudurhi, abogada de la organización.

Cada año se emiten decenas de miles de órdenes de arresto contra pequeños deudores, pero la cifra total es desconocida porque las cortes locales y estatales no las clasifican de manera independiente.

La ACLU examinó más de 1.000 casos en los cuales los jueces emitieron órdenes de arresto. Y encontraron que algunas de las deudas podían llegar a cantidades tan bajas como US$28.

"Los ricos pueden comprar su libertad, mientras que la gente pobre queda encarcelada. Es injusto", dice Choudurhi.

57 días en la cárcel por una multa de tránsito

"Cuando pasé 57 días en la cárcel perdí a un miembro de mi familia, fue mi cumpleaños y mi hijo cumplió 17 años. Fueron casi dos meses en la cárcel por una multa de tránsito, es ridículo", dice Twanda Marshinda Brown.

"Fui a la corte y me pusieron en un plan de pago de cinco cuotas, pero me faltó una. El cheque rebotó".

"Un sábado en la mañana vino un policía a mi casa a arrestarme. Mi hijo de 13 años estaba ahí. Lo mandé a tirar la basura, para que no me viera siendo arrestada", agrega.

"No quisiera que esto le pase a nadie más. Hay que tratar a las personas con respeto".

Algunos son arrestados porque no pagan las deudas del hospital o los préstamos estudiantiles. Los montos varían, pero existen casos difíciles de explicar, en los que la deuda es menor que los gastos del proceso.

Y hay resoluciones judiciales en las que la ley se aplica al pie de la letra, sin considerar situaciones familiares de alta vulnerabilidad, dicen desde la ACLU.

"Soy madre de cuatro hijos, vivo sola con ellos, tengo deudas, y como tengo que trabajar, estoy obligada a pagar para que me los cuiden", dice Cayeshia Johnson.

Y aunque las condenas son cortas, las consecuencias pueden durar por mucho tiempo.

Cuando fue arrestada, Johnson tenía tres trabajos y cuando fue encarcelada, los perdió inmediatamente.

Es ilegal encarcelar a un deudor, pero...

La Corte Suprema de Estados Unidos en 1983, determinó que era ilegal encarcelar a alguien por sus deudas, salvo que exista una prueba de que el deudor se negó obstinadamente a pagar.

La BBC intentó tener la versión de las autoridades del condado de Lexington, en Carolina del Sur -el municipio que aplica las más largas sentencias de este tipo- pero declinaron hablar sobre el tema.

"Los gobiernos locales dependen de los pagos de los deudores para financiar algunos gastos municipales", dice Elizabeth Patterson, profesora de la Escuela de Leyes de la Universidad de Carolina del Sur, que ha estudiando el fenómeno por décadas.

Los afectados por esta situación en Lexington -con el apoyo de la ACLU- demandaron al condado.

Hasta ahora, esa batalla legal sigue su curso.