Inicio  

 Lo Más Visto
- ¿Quién controla el 5G?
- 4 químicos de uso común podrían dañarnos
- Gaby Mini Donas cierra sus tiendas en Sam's Club
- Sam's Club despide todos sus empleados en probatoria
- Ford llama a revisión 1,48 millones de camionetas "pickup" F-150 en EEUU y Canadá




  Por el libro
Bookmark & Share

28 de enero de 2019

Primera Hora

La piratería sigue de moda… y no es solo música, películas o hasta carteras; se trata de medicamentos imitados y clandestinos que, en un periodo de poco más de tres años, la Unidad de Fraude Comercial del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE-HSI, en inglés), ha logrado incautar sobre 155 mil productos de este tipo entrando a la Isla, lo que sigue siendo un serio problema de salud pública.

Entre los medicamentos y productos médicos pirateados más comunes figuran las pastillas para la disfunción eréctil, tratamientos para diabetes, lentes de contacto, profilácticos, productos naturales con sustancias controladas, productos para adelgazar, entre muchos otros.

“Muchas veces la gente piensa que el problema de la piratería estriba solo en los kioscos que ven por ahí donde venden CD y productos de marcas que es ilegal y también lo atacamos, pero el problema de la piratería va mucho más allá y afecta a la salud pública. Por eso estamos enfocados en atacar fuertemente ese tipo de práctica”, dijo Iván Ortiz, portavoz de ICE-HSI.

“Existen organizaciones criminales que se dedican a vender un producto médico que es completamente pirateado; el empaque, las pastillas y el envase. Mientras, hay otras que hacen el mismo producto, pero le cambian un color o la forma a la pastilla y lo venden. Estamos constantemente trabajando en colaboración con otras agencias como la Foods and Drogs Administration (FDA, en inglés) investigando fuertemente ese tipo de delito que afecta a las personas porque tiene un riesgo de salud para la ciudadanía”, explicó por su parte, Iván Serpa, agente especial de la Unidad de Fraude Comercial de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Interna de ICE.

La Unidad de Fraude Comercial trabaja este tipo de delitos junto con el U.S. Costume and Border Protection (CBP), quienes identifican las importaciones ilegales en Estados Unidos y sus territorios. Una vez identificadas, ICE comienza los operativos.

“Los números que recibimos de CBP es que se han suscitado 2,489 incidentes en los que se han confiscado mercancías. La cantidad de productos confiscados es de 437,952. El valor doméstico de esos 'features' asciende a sobre $4 millones al año, si utilizamos el precio de venta, el valor asciende a sobre $90 millones de dólares”, indicó Serpa sobre los casos registrados de 2016 al presente.

Algunas organizaciones traen mercancía domésticamente, la envían a algunos puntos en Estados Unidos y de allá lo envían por correo normal a Puerto Rico, mientras otras operan de manera más sofisticada y con la misma tecnología que utiliza ICE –HSI para detectarlos, por lo que los operativos resultan sumamente complicados para la agencia federal. 

“Hay ocasiones en que es bien difícil de identificar que hay una violación y que el producto es pirateado. Trabajamos mucho con CBP y los dueños de las patentes de esos productos. Es muy importante detectar estas organizaciones porque muchas veces el dinero generado sirve para nutrir a organizaciones dedicadas al narcotráfico”, indicó Serpa.

Crimen sin fronteras

Los operativos contra los crímenes de propiedad intelectual se extienden más allá de Estados Unidos, Puerto Rico y otros territorios americanos. ICE ha tenido que crear alianzas con autoridades en países extranjeros como China, para lograr atacar de raíz el problema y dar con los creadores de la mercancía clandestina que es importada, en este caso, a Puerto Rico.

El ICE-HSI tiene 30 oficinas alrededor de toda la nación americana, incluyendo Puerto Rico, pero también cuentan con agregados en las diferentes embajadas de Estados Unidos en países extranjeros. Precisamente estas alianzas le permitieron en junio del 2018 lograr un paso enorme en la desarticulación de una importante organización clandestina con sede en China, que tenía un enlace directo con la mercancía pirateada que llegaba a la Isla.

PUBLICIDAD

“Durante un año y medio trabajamos en conjunto con el ministerio de seguridad pública de China y desarrollamos una estrategia con la que se identificaron ocho fábricas clandestinas que estaban operando allá, se arrestaron a 30 personas, se confiscaron 4.5 toneladas de ingredientes para medicamentos y se confiscaron 80 millones de medicamentos pirateados. Todavía se continúa desarrollando la investigación y seguimos colaborando”, detalló el agente. 

“Esta es la primera vez que una agencia de orden público de Estados Unidos trabaja tan de cerca con las autoridades en China. El nexo con Puerto Rico es que muchos de los medicamentos que llegan a Puerto Rico estaban siendo fabricados en estos lugares”, añadió Ortiz.

Para evitar cualquier riesgo con este tipo de productos clandestinos, Serpa exhortó a la ciudadanía a comprar medicamentos, productos naturales y productos médicos en farmacias o establecimientos reconocidos. 

Cualquier persona que quiera reportar alguna organización o venta de este tipo de productos pirateados puede comunicarse al 787-729-6969 con el Centro de Comunicaciones de ICE que trabaja las 24 horas al día y cuentan con operadores que hablan en español y en inglés.