Inicio  

 Lo Más Visto
- Cuáles son los pasos para guardar y cocinar alimentos de modo seguro y prevenir intoxicaciones alime
- Cómo aumentar la vida útil de la batería de los teléfonos móviles
- 6 estafas navideñas de las que debes cuidarte
- Los riesgos de comprar un televisor inteligente (y qué recomienda el FBI para protegerte)
- Tips para compras online deforma confiable y segura




  Por el libro
Bookmark & Share

21 de noviembre de 2019

El Vocero

Buscando evitar que la venta de la producción agrícola local se vea afectada por la entrada en vigor de la Ley de Modernización de la Inocuidad de los Alimentos (FSMA), la cadena de supermercados Econo, en conjunto con el Departamento de Agricultura y el Colegio de Agrónomos, estarán adiestrando a los agricultores para que cumplan con los dictámenes del estatuto.

La FSMA fue promulgada en el 2011 por el expresidente estadounidense Barack Obama y establece nuevas normas para el crecimiento, cosecha, empaque y manejo seguro de frutas y verduras frescas. La reglamentación dicta que los agricultores que deseen comercializar sus productos en Estados Unidos y sus territorios deberán entrar en cumplimiento para inicios del próximo año.

El secretario de Agricultura, Carlos Flores Ortega, discutió que la ley de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) establece medidas de inocuidad y seguridad para evitar la contaminación de los productos en las fincas. La primera etapa -que entra en vigor en enero- será de entrenamiento y no habrá penalidades inmediatas.

“Esto le exige a cada productor a nivel de finca que tiene que estar adiestrado para evitar contaminación. La FDA está imponiendo estas condiciones para poder mercadear productos en Estados Unidos y mientras más rápido cumplan nuestros agricultores con esto, más rápido pueden continuar supliéndole a los supermercados. De cierto modo, mientras cumplan, nos ubicamos en una posición de ventaja y competencia”, comentó Flores.

Mientras que, Salvador Ramírez, agrónomo residente de Econo, comentó que, aunque la empresa ha sido enfática en promover y fortalecer el desarrollo agrícola mediante la compra y auspicio a los agricultores locales, se verán de manos atadas si no cumplen con la FSMA. Indicó que no es la primera vez que ocurren este tipo de cambios.

“El desarrollo agrícola es necesario para el desarrollo económico de la Isla, pero muchos desconocen del alcance de esta reglamentación. Es sumamente importante que las cosechas cumplan para poder continuar haciendo negocio”, mencionó Ramírez.

Mientras que, Eduardo Marxuach, presidente y principal oficial ejecutivo de Supermercados Econo, detalló que han visto un resurgir de la agricultura local tras el paso de María y es importante que la industria de supermercados continúe apoyando a los agro empresarios. “Esto es un dinero que se reinvierte en Puerto Rico, crea empleos y da paso a desarrollo económico”, indicó.

“La regulación nos preocupa porque los agricultores tienen que incurrir en un proceso, llevar unos controles y hacer unas inversiones de equipo y asesoría para poderse certificar. Nuestro compromiso es apoyarlos y educarlos para poder seguir auspiciando la compra local. Los vamos a asesorar para que puedan estar en cumplimiento con las normativas locales y federales”, agregó Marxuach.

No obstante, el titular de Agricultura enfatizó que están implementando medidas para que la inversión que deba hacer el agricultor sea mínima. Comentó, además, que ya hay agricultores que han implementado los cambios sin aumentar los costos operacionales y sin aumentar el precio de sus productos.

“Lo más que puede costar son las pruebas de laboratorios y ya el departamento está próximo a comprar el equipo para el laboratorio agrológico para hacer las pruebas a costos módicos. Otro gasto en el que podrían incurrir es en el adiestramiento de sus empleados”, acotó.

Flores también detalló que ya hay sectores agrícolas, como es el caso de la hidroponía, que ya están implementando medidas que van a la par con las disposiciones del estatuto. “Los agricultores de hidropónico y producción de ambiente controlado ya vienen preparándose. Los que más tenemos que llevar a cumplimiento son los que cultivan en tierra y los cultivos tradicionales”, mencionó.

En caso de que los agricultores no cumplan con las disposiciones de la FSMA, Flores sostuvo que no necesariamente se arriesgan a ser multados, sino que no podrán suplir o vender sus cosechas a los supermercados. Esto toma mayor relevancia cuando se toman en consideración que el 80% de la mercancía de estos se mueve en ellos.

Marxuach, por su parte, hizo hincapié en que la nueva ley de la FDA no aplica a todos los agricultores de la Isla. “Agricultores que vendan menos de $25 mil están exentos. De $25 mil a $500 mil les exige algunas cosas y de $500 mil hacia arriba la regulación le aplica en su totalidad”, puntualizó.