Inicio  

 Lo Más Visto
- La Reserva Federal de EE.UU. toma medidas contra bancos de Puerto Rico tras las sanciones a Caracas
- Hacienda recauda en enero $23.5 millones más de lo previsto
- New York Times afirma que la producción de Boeing es de mala calidad
- El Medicare es demasiado frágil como para cubrir a todo el mundo
- Investigación legislativa a presunta "venta de viejitos"






  Por el libro
Bookmark & Share

25 de enero de 2019

El Comercio.pe

El secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, estimó este jueves que Estados Unidos y China están lejos de resolver su conflicto comercial, aunque espera conseguir un acuerdo.

"Hubo mucho trabajo previo, pero estamos a millas y millas de llegar a una resolución", dijo Ross a la cadena CNBC desde Davos.

Una delegación china debe visitar Washington la próxima semana para nuevas conversaciones. Según el funcionario, la "importante delegación china" comprendería a "unas 30 personas" que se quedarán "unos días" en la capital.

Ross señaló que aunque aún hay mucho trabajo por hacer, existe "una posibilidad razonable" de alcanzar un acuerdo, al mismo tiempo que señaló que la discusión involucra asuntos difíciles de abordar en un corto tiempo.

"Creo que a China le gustaría lograr un acuerdo. Nos gustaría llegar a un acuerdo, pero tiene que ser un acuerdo que funcione para ambas partes", dijo.

"Estoy tratando de decir a la gente que no debería pensar que los eventos de la próxima semana serán la solución a todos los problemas entre Estados Unidos y China".

Washington y Pekín se dieron como plazo hasta el 1 de marzo para negociar un acuerdo comercial, de lo contrario, el conflicto entre las dos potencias podría empezar de nuevo.

Para Washington, Pekín debe reducir el déficit comercial con Estados Unidos, abriendo más su mercado a los productos estadounidenses y poner fin a los subsidios de sus empresas.

El gobierno de Donald Trump pretende obtener "cambios estructurales" en sus relaciones comerciales, es decir, terminar con las prácticas que considera "desleales" como la transferencia "forzada" de tecnología y el "robo" de propiedad intelectual.