Inicio  





 Lo Más Visto
- ¿Aguacates en peligro?: revelan la amenaza que se cierne sobre el 'oro verde'
- Aerolíneas demandan al gobierno federal por norma que les exige transparencia sobre tarifas
- Alerta tras inundaciones: potencial aumento de casos de dengue y leptospirosis
- Multan a firmas de Slim por falta de permisos en cables interoceánicos
- Retiran más de 1,300 cajas de habichuelas coloradas Goya distribuidas en Puerto Rico y Santa Cruz




  Por el libro
Bookmark & Share

11 de septiembre de 2023

AP

MADELIA, Minnesota. Una compañía procesadora de carne en Minnesota aceptó el viernes pagar 300,000 dólares en sanciones luego que una investigación revelara que había empleado a niños hasta de 13 años para que trabajaran en condiciones peligrosas, en las que operaban moledoras de carne, laboraban de noche y cumplían jornadas más largas a lo permitido por la ley.

Tony Downs Food Company, con sede en Mankato, también aceptó acatar las disposiciones sobre trabajo infantil y contratar a un especialista en cumplimiento normativo como parte de una orden de consentimiento con el Departamento del Trabajo e Industria de Minnesota.

“En este caso, Tony Downs ha aceptado adoptar medidas importantes para impedir infracciones en el trabajo infantil”, dijo en un comunicado la comisionada del departamento, Nicole Blissenbach.

PUBLICIDAD

 

“Todos los empleadores deben capacitar a sus empleados para que ayuden a reconocer las posibles infracciones al trabajo infantil y adoptar medidas que garanticen que no estén empleando a menores en violación a las leyes estatales y federales”.

La agencia señaló que la compañía procesadora de carne empleó al menos ocho menores de entre 14 y 17 años en su planta en Madelia. Los investigadores también identificaron a otros tres empleados contratados antes que cumplieran 18 años, de acuerdo con el departamento.

Los empleados menores de edad, uno de los cuales tenía 13 años cuando lo contrataron, operaban moledoras de carne, hornos y montacargas durante turnos nocturnos y también laboraban donde los productos son ultracongelados con monóxido de carbono y amoniaco, según la denuncia. Supuestamente los chicos también trabajaron turnos más largos de lo permitido por la ley y algunos sufrieron alguna lesión.

Tony Downs “rebate y no admite que haya incurrido en infracciones a la ley mencionada” por el Departamento de Trabajo, según el acuerdo.

La pesquisa a Tony Downs comenzó después que Departamento de Trabajo de Minnesota recibiera una queja sobre las condiciones laborales en la planta de Madelia, se subraya en la denuncia.

Los investigadores efectuaron inspecciones nocturnas el 26 y 27 de enero, entrevistaron a trabajadores, documentaron las condiciones laborales y se comunicaron con los distritos escolares de la zona. La compañía entregó en su momento los expedientes de sus empleados contratados hasta enero.