Inicio  



 Lo Más Visto
- Imputan irregularidades a hermana de jefa de fiscalía federal en venta de armas
- Encaminado el plan para fijar requisito de empleo para el PAN
- Amigo anuncia el cierre de cuatro supermercados
- Por qué los mejores móviles ahora mismo son los más baratos
- Por qué la AAA pierde la mitad del agua que produce




  Por el libro
Bookmark & Share

28 de agosto de 2018

SinComillas

El número de propiedades reposeídas se mantiene en niveles bajos. En julio, se ejecutaron 73 viviendas, 224 menos que en el mismo mes del año pasado, según datos de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF). En los primeros siete meses del año se han ejecutado 1,002 hipotecas, comparado con las 3,767 ejecuciones en el mismo periodo del año pasado.

Las ejecuciones de vivienda, que había alcanzado un nivel récord de 5,751 en 2016, cayeron 20.6% en el 2017 hasta 4,568. Las ejecuciones disminuyeron tras el paso del huracán María, como resultado de las moratorias de ejecuciones hipotecarias. Las moratorias se han ido venciendo y desaparecerán totalmente después del verano, cuando se anticipa un repunte en ejecuciones.

Por otro lado, el número de hipotecas en proceso de ejecución se redujo en junio (el último dato publicado) a 12,394, una reducción de 11.5% y supone el nivel más bajo en los últimos cuatro meses. Las hipotecas en proceso de ejecución han estado cayendo durante los últimos 26 meses.

En junio, había 6,980 hipotecas en proceso de quiebra, una cifra que está  13.3% por debajo de las 8,054 hipotecas en proceso de quiebras de junio del año pasado y muy lejos de las más de 13,000 del 2013.

La tasa de morosidad en hipotecas, que había alcanzado el 31.91% en noviembre del año pasado, cayó hasta 18.47% en junio. Pero todavía está por encima de lo que era en enero de 2017 (12.73%).