Inicio  



 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com




  Por el libro
Bookmark & Share

27 de septiembre de 2022

El Diario NY

El Departamento de Justicia anunció el martes que presentó cargos contra 47 personas acusadas de robar $250 millones de dólares de un programa federal diseñado para proporcionar comidas a niños necesitados durante la pandemia.

Según el departamento, este esquema es el mayor fraude relacionado con la pandemia del Covid-19 que se ha descubierto hasta la fecha. Los acusados enfrentan una variedad de cargos, que incluyen conspiración, fraude electrónico, lavado de dinero y pago y recepción de sobornos ilegales.

Los acusados llevaron a cabo una red de compañías ficticias conectadas con la organización sin fines de lucro ‘Feeding our Future’, con sede en Minnesota para aprovecharse del programa federal de nutrición infantil, que está diseñado para proporcionar comidas a niños de familias de bajos ingresos.

 El programa fue ampliado por el Congreso al comienzo de la pandemia para permitir la participación de más organizaciones.

“Los empleados de ‘Feeding Our Future’ reclutaron a individuos y entidades para abrir sitios federales del programa de nutrición infantil en todo el estado de Minnesota. Estos sitios, creados y operados por los acusados y otros, afirmaron fraudulentamente servir comidas a miles de niños al día a solo unos días o semanas de haberse formado”, dijo el Departamento de Justicia, de acuerdo con CNN.

“Este fue un plan descarado de proporciones asombrosas. Estos acusados explotaron un programa diseñado para proporcionar alimentos nutritivos a niños necesitados durante la pandemia de COVID-19. En cambio, priorizaron su propia codicia, robando más de un cuarto de billón de dólares en fondos federales para comprar autos de lujo, casas, joyas y propiedades costeras en el extranjero”, dijo el fiscal federal Andrew M. Luger del Distrito de Minnesota.

Los acusados afirmaron alimentar a miles de niños por día, según dijeron los fiscales. Para mantener su artimaña, los acusados presentaron facturas falsas por la comida servida a los niños y listas de nombres falsos para mostrar quién fue alimentado.

Según los fiscales, los acusados usaron las ganancias del esquema para comprar bienes raíces en Minnesota, Kenia y Turquía, autos de lujo, joyas, y para financiar viajes internacionales, entre otras cosas.

Luger dijo que un número no especificado de personas fueron arrestadas por la mañana, pero que algunos acusados no se encuentran actualmente en Estados Unidos.