Inicio  





 Lo Más Visto
- Cómo la manera en que agarras el teléfono puede hacerte vulnerable frente a los hackers
- Aumentos de hasta 70% en las multas de tránsito
- UBS llega a un acuerdo con el Sistema de Retiro de Empleados del Gobierno
- Demanda de clase federal contra bancos por trucos en la modificación y ejecución de hipotecas
- LAS 20 MEJORES OFERTAS DE LAS TIENDAS DE ALIMENTOS PUBLICADAS EN PUERTO RICO




  Que no te cojan de...
Bookmark & Share

12 de agosto de 2016

BBC

Recibes un SMS de alguien que te pregunta si te llegan sus mensajes de Whatsapp y respondes al mensaje.Volviste a caer.

Te etiquetaron en una foto de Facebook que te redirigió a una web donde te pedían el número para acceder al contenido. Caíste de nuevo en la trampa.

La mayoría de las veces, quienes se suscriben a mensajes de texto Premium lo hacen de manera involuntaria.

Se trata, según explica la compañía de seguridad informática Kaspersky Lab, de toda una estafa.

El proceso es muy simple: te descargas una aplicación que, "nada más ejecutarse, es capaz de leer tu número de teléfono, conectarse a internet y dar de alta tu número en una página web de servicios Premium", explican los especialistas de Kaspersky Lab.

Y, cada mes, el fraude se refleja en tu factura.

Ocurre en todas partes del mundo desde hace años. El sistema es muy simple, pero tan difícil de detectar (y de cancelar) que muchos siguen "atrapados", a veces sin darse cuenta.

vez que recibes un mensaje "Premium" pagas por él.

Suscripción involuntaria

La compañía reguladora de servicios telefónicos PhonePayPlus, con base en Reino Unido, recibe quejas todos los meses de personas que pagan por recibir mensajes que no quieren recibir y que ni siquiera saben por qué están recibiendo.

Los mensajes les invitan a participar en concursos y juegos, y a descargarse todo tipo de videos o aplicaciones.

Para muchos afectados, se acaba convirtiendo en una verdadera pesadilla.

Es el caso de Jim.

"En agosto de 2015, mi hijo, quien entonces tenía 12 años, recibió un mensaje de una empresa y, sin saber lo que era, hizo clic en el enlace desde su celular. Al hacerlo, quedó suscrito a una página web de contenido para adultos", le cuenta Jim a la BBC.

de personas son estafadas cada año por SMS Premium que no desean recibir.

"Desde entonces, le envían cuatro mensajes de texto cada mes con contenido pornográfico", explica.

Jim dice que se enteró al cabo de un año, cuando fue a renovar el contrato de su hijo con la compañía telefónica Vodafone y la persona que le atendió le alertó sobre el servicio Premium al que estaba suscrito.

El británico asegura que esta situación era "completamente nueva para él" y que ni siquiera conocía de la existencia de este tipo de fraudes.

"Debería haber comprobado mis facturas antes", se lamenta.

En total, el hijo de Jim recibió 76 mensajes Premium de tres compañías diferentes, que le supusieron un coste total de más de US$440.

Pero el dinero no fue lo único que preocupó a Jim.

"Me sentí horrorizado ante la falta de regulación en la industria telefónica", explica.

, la sorpresa llega con la factura.

Como Jim, millones de personas son víctimas de este tipo de estafas cada año.

Responsabilidad empresarial

De acuerdo con Simon Towler, director del departamento de relaciones externas de PhonePayPlus, existen normas estrictas que las empresas reguladoras ponen en práctica para intentar proteger a los usuarios.

"En primer lugar, las empresas deben avisar con anterioridad de la naturaleza de este tipo de servicios", le dice Towler a la BBC.

"También deben facilitar el proceso para aquellos usuarios que quieran darse de baja en cualquier momento si así lo desean", agrega.

A veces, el caso termina en los tribunales.

Towler dice que las grandes compañías telefónicas juegan un papel importante a la hora de advertir a sus clientes cuando detectan estos fraudes, pero la responsabilidad final recae en el usuario.

Según el experto, "es importante que el cliente compruebe siempre las facturas".

_______________________________________________________________________________

Protégete

Pero ¿qué podemos hacer para evitar caer en la trampa?

La asociación australiana Scamwatch (que regula fraudes de todo tipo en el país) recomienda hacer lo siguiente:

  1. No respondas a mensajes de texto o a llamadas perdidas de números que no conoces.
  2. Consulta en la organización de consumidores de tu país los prefijos que suelen corresponder a este tipo de fraudes.
  3. Contacta a tu proveedor de servicio telefónico para preguntar por el número y bloquear el servicio.
  4. No des tu número en páginas web o respondas a emails o mensajes no solicitados que piden tus datos diciéndote que ganaste un premio, por ejemplo.
  5. Lee todos los términos y condiciones cuidadosamente; las ofertas "gratuitas" o "muy baratas" suelen salir caras.