Inicio  





 Lo Más Visto
- Federales intervienen con empresa que pagaba a sus guardias por servicios profesionales
- Alberic, Auto Group y Bella Group se poncharon ante el Supremo
- La pandemia pasa factura en EEUU: el 29% de los pastores pensó dejar el ministerio a tiempo completo
- ¿De dónde viene la palabra 'dólar'? Éste es su origen y significado
- RAM: NHTSA investiga bombas diésel de alta presión en sus camionetas




  Por el libro
Bookmark & Share

13 de octubre de 2021

La Nacion

WASHINGTON, 12 oct (Reuters) - La cantidad de estadounidenses que renunciaron a sus trabajos se disparó a un nivel récord en agosto, mientras que las contrataciones sufrieron su mayor caída en ocho meses, lo que pone de relieve las dificultades que enfrenta el intento de las empresas por llenar millones de vacantes.

La Encuesta Mensual de Empleos y Rotación Laboral del Departamento de Trabajo, o informe JOLTS, difundida el martes, sigue al dato oficial del viernes pasado que indicó que la economía creó la menor cantidad de puestos de trabajo en nueve meses durante septiembre.

El informe JOLTS, que también arroja más de 10 millones de vacantes disponibles en Estados Unidos, es otro indicador que refleja la escasez de trabajadores en la economía, un factor que aviva la inflación y lastra el crecimiento.

"Hay carteles en los que se piden trabajadores en todos los escaparates de la calle principal y esta falta de empleados está agravando las interrupciones del suministro en todo el país, encendiendo aún más la inflación", dijo Christopher Rupkey, economista jefe de FWDBONDS en Nueva York.

Las renuncias aumentaron en alrededor de 242.000 en agosto, elevando el total a un récord de 4,3 millones. Cerca de 157.000 personas dejaron sus empleos en las industrias de hotelería y servicios alimentarios, en tanto que 26.000 se marcharon del comercio mayorista. El área de educación estatal y local tuvo 25.000 renuncias.

Es muy probable que las personas dejen sus trabajos por temor a contraer el COVID-19. El número de renuncias aumentó en las regiones del sur y el medio oeste, que han sufrido la peor parte de la ola de verano de infecciones por la variante Delta del coronavirus.

Las tasas de vacunación son bajas en el sur y el medio oeste y algunos estados como Florida y Texas han prohibido que se exija el uso de mascarillas.

La tasa de renuncias se disparó a un máximo histórico del 2,9% en agosto desde el 2,7% en julio.

Autoridades de política monetaria y economistas suelen considerar la tasa de renuncias como una medida de la confianza en el mercado laboral. Una tasa de abandono laboral más alta sugiere que la inflación salarial probablemente seguirá acelerándose producto de la competencia de las empresas por conseguir trabajadores.

El Gobierno informó el viernes pasado que las nóminas no agrícolas de Estados Unidos aumentaron solo 194.000 en septiembre, la menor alza desde diciembre de 2020, luego de subir en 366.000 puestos en agosto.