Inicio  

 Lo Más Visto
- Secretario de agricultura y su pana del café
- Federales dan visto bueno a las nuevas tarifas para médicos dentistas
- El Secretario de Suiza Dairy
- Liberty adquiere operación local de AT&T
- Medtronic invertirá $50 millones en la Isla




  Por el libro
Bookmark & Share
 / Foto por: google

27 de septiembre de 2019

La Opinion

Después de recibir varias quejas por parte de dueños de Jeep Wrangler, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA) dijo que abrirá una investigación por supuestos problemas con la soldadura del marco de la SUV.

Hasta ahora, la Agencia ha recibido 114 quejas y mantiene dos investigaciones abiertas para averiguar un problema por “deficiencias de calidades de soldadura” y otro por “deficiencia de soldadura del marco”, explica en su sitio web.

La investigación involucra 270,000 modelos del 2018 y 2019.

“Diversos problemas de calidad de la soldadura del marco, como escoria excesiva, falta y/o exceso penetración, goteo de soldadura o soldadura, salpicaduras de soldadura y soldaduras porosas, y relacionadas con la dirección problemas que pueden ser el resultado de los problemas de calidad de soldadura mencionados anteriormente”, dice la Agencia en una carta.

Hasta ahora, más de 18,000 Wrangler del 2018 y 2019 han sido retiradas del mercado para arreglar problemas relacionados con el marco del auto. Sin embargo, Jeep dijo en agosto que había ideado una reparación gratuita disponible a pedido para un problema conocido como “Jeep death wobble”, que involucra una vibración severa a través del volante que NHTSA ha determinado que no es un riesgo de seguridad.

El Jeep Wrangler es una SUV de dos o cuatro puertas y opción a una capota removible,. Viene en modo todo terreno y las versiones más equipadas cuentan con tecnología integrada de vanguardia. Su motor turbo de 2.0 litros produce 270 caballos de fuerza un poder de torque de 295 libras pies.