Inicio  





 Lo Más Visto
- El aparato que más electricidad consume en tu hogar
- ASC Alega Que Quedará Insolvente Si Reserva $47.1 Millones Para Caso De Clase
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Liberty vuelve a fallar
- Acusan a contratistas de Dior de explotar a trabajadores




  Por el libro
Bookmark & Share

13 de mayo de 2024

Primera Hora

Tras la acumulación de aguas estancadas por las inundaciones de la vaguada que afectó a la isla la semana pasada, el Departamento de Salud está en alerta por el potencial riesgo de aumento de contagios de dengue y leptospirosis, unas enfermedades que para este año han marcado un alza preocupante de casos.

“Después de fuertes lluvias, las condiciones ambientales pueden generar un aumento de las poblaciones de mosquitos. ¡Ayuda a controlarlos! Cubre, limpia y vacía cualquier recipiente donde se pueda acumular agua”, advirtió la agencia el pasado viernes a través de la red social X, referente a la posibilidad de que un aumento en la población de mosquitos provoque enfermedades como el dengue.

Salud declaró una epidemia de dengue luego que los casos acumulados durante el año están por encima de los números promedios para las pasadas temporadas del virus. Datos del último informe de vigilancia de enfermedades arbovirales indica que entre el 1 de enero y el 21 de abril se habían reportado en la isla 913 casos de dengue, 546 hospitalizaciones y una defunción relacionada a la enfermedad viral aguda. Los municipios con más casos son San Juan (214), Carolina (105), Rincón (63), Bayamón (52) y Canóvanas (47).

Hasta el viernes, sumaban 24 los municipios severamente afectados por una vaguada que dejó hasta 16 pulgadas de agua en algunos sectores de pueblos de la montaña. Todos fueron incluidos mediante orden ejecutiva en una declaración de estado de emergencia emitido por el gobernador Pedro Pierluisi. Al momento, se ha reportado una muerte asociada a las lluvias con el deceso de un turista que fue arrastrado por un golpe de agua del río Culebrina en el sector conocido como Gozalandia, en San Sebastián.

De otra parte, el Departamento de Salud también mostró preocupación sobre la alta posibilidad de contagios de leptospirosis, una enfermedad que se considera endémica en Puerto Rico y que es más propensa con la exposición a aguas contaminadas, como ocurrió en 2017, luego del huracán María; o en 2022 después del ciclón Fiona.

“La leptospirosis es una enfermedad zoonótica que se presenta principalmente después de fuertes lluvias. Sus síntomas pueden parecerse a varias enfermedades. Si identificas síntomas de leptospirosis, contacta a tu profesional de la salud lo más pronto posible”, advirtió en días recientes la agencia salubrista.

Por ejemplo, luego del Huracán María, el Departamento de Salud reportó un exceso en casos de leptospirosis, aumentando a 115 casos los casos reportados para el 2017, en comparación con el 2016, en donde los casos reportados fueron solo 73. Mientras, en el 2022 -año que la isla fue azotado por el huracán Fiona- se llegaron a contabilizar hasta 14 muertes relacionadas a leptospirosis.

En cambio, la preocupación acrecienta pues tan reciente como en febrero la agencia reportó un informe en el que se detallaba que se investigaban 25 fallecimientos en la isla -ocurridos entre el 1 de enero de 2023 y el 3 de febrero de 2024- como posibles casos de leptospirosis. De estos tres habían ocurrido tan solo en enero de 2024. El documento, que fue publicado el pasado 16 de febrero, señaló que se habían identificado unos 311 contagios entre confirmados y probables. Los pueblos más afectados fueron Lares y Carolina, seguidos por Bayamón, Toa Baja, Río Grande, Barranquitas, Orocovis, Rincón y Vega Baja. Desde entonces, el Departamento de Salud no ha actualizado el informe de contagios por leptospirosis.

En Puerto Rico, la leptospirosis es más común en hombres que en mujeres, ya que casi 3 de cada 4 casos son hombres.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) define la leptospirosis como una enfermedad bacteriana que puede producir infecciones potencialmente mortales de los riñones, el hígado, el cerebro, los pulmones o el corazón.

El Departamento de Salud agrega que las probabilidades de contagio pueden aumentar después de huracanes o inundaciones cuando te metes al agua contaminada o la usas para beber o bañarte. La bacteria que causa la leptospirosis puede entrar al cuerpo a través de cortaduras o rasguños, o a través de los ojos, la nariz o la boca.

Se puede contraer a través del orín de roedores y otros animales portadores como: perros, cerdos (incluyendo cerdos vietnamitas) y otros animales de corral (caballos). También es posible el contagio mediante tierra húmeda o alimentos contaminados con orina de animales infectados. El 68.4% de los casos reportados en la isla fueron por exposición con animales, según los informes estadísticos de Salud.

El periodo de incubación es de 2 a 30 días; la mayoría de los casos de enfermedad se producen 5 a 14 días después de la exposición

Algunos síntomas de leptospirosis pudieran ser similares a los de la influenza o gripe e incluyen: dolor de cabeza, dolor muscular, fiebre y escalofríos, sarpullido, conjuntivitis, tos, dolor de estómago, vómitos y diarrea y piel y ojos amarillentos.

“El tratamiento temprano con antibióticos puede ayudar a prevenir que la enfermedad se agrave y disminuir el tiempo que estés enfermo. Si no se tratan, los síntomas de la leptospirosis pueden empeorar. Las personas pueden presentar fallo renal o del hígado, meningitis, dificultad para respirar, sangrado y, en raras ocasiones, pueden morir por la infección”, orienta Salud.

¿Cómo prevenir la leptospirosis?

  • No camines, nades, no te bañes ni sumerjas la cabeza o tragues agua de inundación o de cualquier cuerpo de agua que pueda estar contaminado con orina de animales o agua de la inundación.
  • Cubre las cortaduras de la piel con vendajes o curitas a prueba de agua u otro tipo de material que no permita entrar agua.
  • Debes consumir agua segura (embotellada).
  • Bota adecuadamente los desperdicios de comidas en zafacones sellados.
  • Utiliza guantes, ropa de manga larga, pantalones largos, gafas de seguridad y zapatos cerrados al manejar escombros, cualquier animal o estar al exterior.