Inicio  

 Lo Más Visto
- Walmart - Ofertas para Viernes Negro
- Bed Bath and Beyond - Ofertas de viernes negro Shopper Estados Unidos
- Dentistas denuncian engaño de aseguradoras a envejecientes
- Cae en la trampa y entrega $10 mil por boleto de lotería falso
- Buscan a sujeto por fraude bancario de $4,500




  Por el libro
Bookmark & Share

7 de agosto de 2019

Prensa Latina

Nueva York, 6 ago (Prensa Latina) El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) retrocedió hoy 1,06 dólares en Nueva York, a 53,63 dólares el barril, lastrado por la tensión que suscita la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

 

La caída de la cotización, equivalente a 1,92 por ciento, se atribuyó además a la reciente decisión de China de devaluar su moneda, el yuan, mediante un cambio de siete por cada dólar.

Fuentes del mercado dijeron que China fortaleció este martes su moneda, lo cual alivió la preocupación de los inversores internacionales.

Según analistas, los inversores temen que la prolongada disputa entre los dos principales compradores de petróleo, así como las dos primeras potencias económicas mundiales, golpee la demanda global de crudo.

Olivier Jakob, de la empresa Petromatrix, especializada en mercado petrolero, estimó que 'es difícil para el oro negro sostenerse cuando tienes tales movimientos en acciones'.

En este mercado, los contratos de futuros de gasolina, para entrega en septiembre, perdieron hoy tres centavos y despidieron las operaciones de la jornada en 1,68 dólares el galón.

Sin embargo, los gas natural, con vencimiento también en ese mes, avanzaron cuatro centavos, hasta los 2,11 dólares por cada mil pies cúbicos.

Mientras, en el mercado de Londres el crudo Brent del mar del Norte cotizó en un mínimo de 58,94 dólares por barril, tras un repliegue de 87 centavos, o un 1,45 por ciento.

Expertos comentaron que ese declive coloca el punto de referencia mundial de crudo, en el territorio del mercado bajista.

Refirieron que el Brent cedió más del nueve por ciento en la semana más reciente, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso nuevos aranceles a las importaciones chinas, mientras que el país asiático, en respuesta, adoptó medidas contra los envíos agrícolas estadounidenses.