Inicio  



 Lo Más Visto
- LAS 20 MEJORES OFERTAS DE LAS TIENDAS DE ALIMENTOS PUBLICADAS EN PUERTO RICO
- Cooperativa alerta a sus clientes sobre el fraude de los dinares de Irak
- Si extravió o laminó su tarjetita…
- No cuentes con ese cheque
- Infladas las ventas de vehículos de motor por el efecto Tacata




  Por el libro
Bookmark & Share

4 de enero de 2017

My Florida Legal

TALLAHASSEE, Fla.–la procuradora general Pam Bondi presentó una demanda civil de protección al consumidor contra una compañía de reventa de tiempo compartido y sus propietarios por haber, supuestamente, hecho promesas falsas sobre la reventa de tiempo compartido. La acción alega violaciones a la Ley de Prácticas Comerciales Engañosas y Desleales de Florida y a la Ley de Responsabilidad en la Reventa de Tiempo Compartido del estado. Los demandados en la acción son J. William Enterprises, LLC, que opera bajo los nombres comerciales Pro Timeshare Resales, Pro Timeshare Resales, LLC y Pro Timeshare Resales of Flagler Beach LLC y Jess W. Kinmont and John P. Wenz, Jr. La Comisión Federal de Comercio también presentó una demanda aparte contra J. William Enterprises, LLC y entidades relacionadas sobre sus presuntas prácticas engañosas de reventa de tiempo compartido.

“Algunas familias invierten los ahorros de toda la vida en propiedades de tiempo compartido y no toleraremos que nadie engañe a los consumidores tratando de revender sus hogares de vacaciones”, expresó la procuradora general Bondi. “Mi oficina continuará trabajando para proteger a los propietarios de tiempo compartido de estas prácticas comerciales inescrupulosas”.

Según los reclamos de los consumidores, se supone que los demandados se comunicaban con los propietarios de tiempo compartido en Florida y en toda la nación a través de llamadas de telemercadeo, haciéndoles creer de manera errónea que los demandados tenían compradores potenciales o posibles inquilinos listos para pagar un precio determinado. Además, se cree que los demandados engañaban a los consumidores para que creyeran que venderían sus propiedades de tiempo compartido o las alquilarían de manera rápida. También se cree que los demandados solicitaban el pago de honorarios de manera anticipada por servicios que nunca se prestaron. La acción alega violaciones a los capítulos 501 y 721, Leyes de Florida, a la Ley de Prácticas Comerciales Engañosas y Desleales de Florida y a la Ley de Responsabilidad en la Reventa de Tiempo Compartido.

Para evitar ser víctimas de las estafas de reventa de tiempo compartido, los propietarios deben seguir estos consejos cuando intentan alquilar sus propiedades de tiempo compartido o venderlas:

  • · Nunca se deben pagar honorarios anticipados;
  • · Desconfiar de las afirmaciones que parecen demasiado buenas para ser verdad cuando se trata de vender un tiempo compartido; y
  • · Tratar solo con agentes inmobiliarios con licencia si se quiere hacer más que simplemente promocionar un tiempo compartido.