Inicio  





 Lo Más Visto
- Federales intervienen con empresa que pagaba a sus guardias por servicios profesionales
- Alberic, Auto Group y Bella Group se poncharon ante el Supremo
- La pandemia pasa factura en EEUU: el 29% de los pastores pensó dejar el ministerio a tiempo completo
- ¿De dónde viene la palabra 'dólar'? Éste es su origen y significado
- RAM: NHTSA investiga bombas diésel de alta presión en sus camionetas




  Por el libro
Bookmark & Share

20 de agosto de 2021

Reuters

WASHINGTON, 19 ago (Reuters) - La Comisión Federal del Comercio de Estados Unidos volvió a presentar el jueves su caso antimonopolio contra Facebook Inc, acusándolo de mantener ilegalmente su poder monopólico después de que el regulador sufrió un revés a principios de año, cuando un juez federal desestimó su demanda contra la empresa.

La nueva demanda, de 80 páginas, es mucho más larga que la original de 53 páginas e incluye datos y pruebas adicionales destinados a respaldar la afirmación de la FTC (por sus siglas en inglés) de que Facebook es un monopolio. Una parte ampliada de la denuncia sostiene que la firma domina el mercado de redes sociales personales de Estados Unidos.

La FTC votó por 3-2 -a lo largo de las líneas partidistas- en favor de presentar la demanda enmendada y rechazó la solicitud de Facebook de que fuera recusada la directora de la agencia, Lina Khan, que participó en la presentación de la nueva denuncia.

La agencia acusó a Facebook de poner en marcha un "plan ilegal de compra o entierro para aplastar a la competencia" en el titular del comunicado de prensa sobre su denuncia. En un tuit, Facebook dijo que está revisando la demanda enmendada de la agencia y que pronto tendrá más que decir.

El connotado caso representa uno de los desafíos más importantes presentado por la agencia contra una empresa de tecnología en décadas, y está siendo observado de cerca mientras Washington apunta a abordar el creciente poder de mercado de las grandes tecnológicas.

En su nueva denuncia, la agencia volvió a pedir al tribunal que ordene a Facebook vender Instagram, que compró en 2012 por mil millones de dólares, y WhatsApp, que adquirió en 2014 por 19.000 millones de dólares.

También solicitó al tribunal que exija a Facebook que obtenga la aprobación previa para hacer adquisiciones en el futuro y que cese todo comportamiento anticompetitivo.

"A pesar de causar una insatisfacción significativa en los clientes, Facebook ha disfrutado de enormes ganancias durante un periodo prolongado de tiempo, lo que sugiere que tiene poder de monopolio y que sus rivales en las redes sociales personales no pueden superar las barreras de entrada y desafiar su dominio", indicó la denuncia enmendada.