Inicio  





 Lo Más Visto
- Por qué los huevos de color marrón son más caros que los blancos
- Poco más de 37,000 clientes de la AEE esperan por contadores
- Hacienda anuncia periodo de ventas sin IVU materiales escolares
- LOS DEPÓSITOS BANCARIOS SIGUEN ROMPIENDO RÉCORDS
- Multan a una gallera por violación a orden ejecutiva




  Por el libro
Bookmark & Share

14 de diciembre de 2020

El Vocero

El jueves, Disney presentó sus ambiciosos planes de programación para Disney+ al mismo tiempo que celebraban números récord de suscriptores a la plataforma y pronósticos de ganancias.

Los fans de Disney+ tendrán 10 nuevas series de Marvel y Star Wars, así como otro tipo de contenido. Disney planea gastar entre $14 mil millones y $16 mil millones en estas producciones.

Pero alguien tiene que pagar por todo ese contenido y, como es común en los negocios, estos costos de producción se pasan al consumidor a través de un aumento de en los precios.

Si Disney quiere llegar a su pronóstico de alcanzar rentabilidad en el año fiscal 2024, debe incrementar los precios de las suscripciones. La compañía anunció que haría este cambio en marzo y después probablemente lo harían de nuevo.

Disney+ no es la única plataforma que tomará esta medida. Netflix ya anunció un incremento de precio y otros competidores podrían hacer lo mismo si quieren mantenerse estables y producir el tipo de contenido mostrado por Disney.

HBO Max, por ejemplo, anunció a inicios del mes que transmitirán películas de WarnerMedia el mismo día que salgan en el cine. Aún no se sabe si esta medida será aplicada sólo durante la pandemia, o si será la nueva norma.

Según expertos, el hecho de que Disney incrementara su presupuesto para producciones de Disney+ es algo grande para toda la industria, incluyendo a Netflix, pues está elevando las expectativas y la competencia.

“Si Disney necesita gastar de $14 mil millones a $16 mil millones en contenido, entonces Netflix probablemente necesita gastar más de $20 mil millones para llegar al mismo nivel de suscriptores globalmente”, dijo Bernie McTernan, analista en Rosenblatt Securities, a CNN.

La popularidad de este tipo de servicios incrementó durante la pandemia, pero se espera que siga aumentando, y que los consumidores pagarán los precios establecidos por las compañías.

Sin embargo, esto significa que muchos tendrán que recortar otros gastos como el cable, que se hace cada vez más obsoleto debido a la accesibilidad y propuestas de contenido de empresas como Netflix, Disney, Amazon, Hulu y HBO.