Inicio  






  Que no te cojan de...
Bookmark & Share

El Nuevo Dia

El Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) emitió este martes una orden de congelación de precios para 87 medicamentos, algunos de marca y otros bioequivalentes, con el propósito deregular su valor de venta máximo en el mercado.

El secretario del DACO, Nery Adames Soto, señaló que esta es la primera vez en la historia del País que la agencia incluye medicamentos genéricos en una orden de congelación precios, hasta que la agencia emita órdenes de precios máximos para estos productos.

“Las medicinas son un asunto serio. El consumidor no puede dar muchas vueltas, no puede negociar mucho con las medicinas, así que nos corresponde tomar esta acción y mantenernos vigilantes a cómo se comporta el mercado en cuanto a los precios de las medicinas. En aquello que tenga yo facultades para intervenir con estos precios, así lo haré”, subrayó el funcionario durante una conferencia de prensa celebrada en la sede del DACO, en Santurce.

La Orden 2014-14 sobre el Control de Precios de Productos Medicinales deja sin efecto la 2008-11, aprobada el 14 de noviembre del 2008, que mantenía congelados los precios de 72 fármacos. Desde esa fecha, hace casi seis años, el DACO no revisaba los precios de las medicinas, observó Adames Soto.

La nueva lista de productos que están sujetos al control de precios incluye medicamentos como Advair, Depakote, Flovent HFA, Lyrica, Nasacort, Nasonex, Nexium, Proventil HFA y Tamiflu.

Sobre el tema de los medicamentos genéricos, el titular del DACO detalló que “tradicionalmente sus precios han sido más económicos que los precios de los medicamentos de marca”, pero en los últimos años han subido de forma significativa.

“A los medicamentos de marca, la ley le da una protección, que (establece que) por un término el manufacturero puede negociar con ese medicamento y otros manufactureros no pueden copiar esa fórmula. Eso les daba la ventaja, el monopolio sobre esa marca. Lo que pasa es que ha pasado un fenómeno en que una vez liberada la marca, hay manufactureros que están elaborando, digamos, esa sola pastilla bioequivalente y puede tener el control del mercado y subir el precio, aun cuando es bioequivalente”, argumentó.

Es por este motivo que el DACO determinó incluirlos en la nueva orden con el propósito de fijar un precio máximo de venta que sea justo.

Mediante la misma disposición, Adames Soto le concede 20 días, a partir de hoy, a los distribuidores primarios y/o manufactureros de los productos que han sido incluidos en la orden de congelación de precios para que presenten una lista que indique el costo de compra a mayoristas, también identificado por la sigla en inglés WAC (Wholesale Acquisition Cost) de cada medicamento.

Igualmente, las droguerías a cargo de la venta y/o distribución de los productos fijados por el DACO tendrán que someter, en el mismo plazo, una lista que indique el precio promedio al mayorista o AWP (Average Wholesale Price) y la tabla de descuento de dicho precios sobre cada producto, agregó el secretario.

Las farmacias Walgreens y CVS también deberán entregar la información antes mencionada, reiteró Adames Soto.

Los distribuidores primarios, droguerías o farmacias se exponen a multas entre los $400 y los $10,000, si violan la disposición con efectividad al día de hoy, enfatizó.

“A partir de hoy, ningún distribuidor primario, droguería o farmacia podrá aumentar los precios de estos productos sin que medie una previa autorización del DACO. Cualquier violación a las disposiciones de esta orden estará sujeta a sanciones administrativas y penalidades de la agencia”, sentenció.

Otros medicamentos que se incluyeron en la congelación de precios lo son Avelox, Albatussin, Celebrex, Gastrinex, Lumigan, Patanol, Tusnel y Zetia.