Inicio  



 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Reportan nueva reducción en la venta de autos en Puerto Rico
- Tres Monjitas ordena el recogido y decomiso de leche fresca por no cumplir con estándares de calidad
- LOS CONSUMIDORES GASTAN 13.8% MÁS EN ALIMENTOS
- En EE.UU, los consumidores eligen pollo sobre la carne de res ante los altos precios




  Adicional
Bookmark & Share

29 de agosto de 2011

Procurador General de Texas

AUSTIN – El Procurador General de Texas Greg Abbott hoy recuperó 24.4 millones de dólares para el fondo general de ingresos del Estado.

En 2008, la Procuraduría General de Texas tomó acción legal contra Par Pharmaceutical Inc., de Nueva Jersey, y otros tres fabricantes de fármacos por defraudar al programa Medicaid al reportar precios de fármacos incorrectamente. Debido a que los demandados proporcionaron precios de mercado erróneos por sus fármacos, el programa Medicaid liquidó reembolsos excesivos por los productos farmacéuticos de Par.

El caso de Texas contra Par Pharmaceutical en un principio estaba programado para ir a juicio a principios de este año en el Condado de Travis. El acuerdo de hoy resuelve la acción legal del Estado sin un juicio largo y costoso.

En un caso relacionado, por unanimidad un jurado del Condado de Travis emitió un dictamen para el Estado contra los co-demandados de Par en marzo. Como consecuencia, una corte estatal de distrito en el Condado de Travis emitió un dictamen de 182 millones de dólares en contra de Alpharma USPD, conocida ahora como Actavis Mid-Atlantic LLC, y Purepac Pharmaceutical Corp., ahora conocida como Actavis Elizabeth LLC.

La acción legal del Procurador General presentada en julio de 2008 nombró a los siguientes demandados por reportar incorrectamente los precios de sus fármacos ante el programa Medicaid: Par Pharmaceutical Inc.; Watson/Schein Pharmaceuticals Inc. de California; Alpharma y Purepac de Nueva Jersey; y Barr Pharmaceuticals Inc. de Nueva York. El caso contra Barr llegó a un acuerdo el año pasado, y un acuerdo con Watson está cercano. Alpharma y Purepac han informado que apelarán el dictamen de la corte que determinó que ambos fabricantes defraudaron al programa Medicaid.

Desde el año 2000, el equipo de la Procuraduría General de Fraude Civil al Medicaid ha investigado varios fabricantes de fármacos por reportar incorrectamente los precios de sus productos al programa Medicaid. La acción legal del Estado contra Par es otro de esos casos de precios de fármacos.

Conforme a la ley estatal y federal, los fabricantes de fármacos deben presentar informes ante el programa Medicaid que divulguen los precios que cobran por sus productos a las farmacias, vendedores al mayoreo y distribuidores. El programa Medicaid de Texas usa la información de precios presentada por fabricantes para calcular la cantidad que Medicaid debe pagar a las farmacias por los productos de cada uno de los fabricantes de fármacos. Las farmacias presentan facturas por el costo de los fármacos junto con cuotas por expenderlos al programa Medicaid, el cual es suministrado por el estado y pagado por los contribuyentes de impuestos. El programa Medicaid reembolsa a las farmacias basándose en la información de precios reportada por los fabricantes.

Cuando los fabricantes reportan incorrectamente los precios de sus fármacos, el programa Medicaid reembolsa a las farmacias a niveles enormemente inflados. La diferencia entre la cantidad reembolsada y el precio real del mercado se refiere como el "excedente". La acción legal de la Procuraduría General acusó a las empresas de fármacos demandadas por usar dichos excedentes creados ilegalmente, que datan desde el principio de los años 90, para inducir ilícitamente a farmacias y otros proveedores a comprar los productos de los demandados, lo cual refleja un fraude contra el programa Medicaid.

Conforme al acuerdo declarado hoy, Par debe pagar 154 millones de dólares para resolver acciones legales presentadas por Texas y cuatro otros estados. Bajo el acuerdo de hoy con Par, casi la mitad del pago acordado, que es aproximadamente 71.8 millones de dólares, será distribuido a Texas, mientras que la cantidad restante de 82.2 millones de dólares será compartida entre Florida, Kentucky, Carolina del Sur y Alaska. Debido a que Medicaid es conjuntamente pagado por el Estado y el gobierno federal, el gobierno federal tiene derecho a una porción de la cantidad asignada como recuperación para Texas, al igual que de los otros estados participantes.

Bajo la Ley de Prevención de Fraude Al Medicaid, Ven-a-Care of the Florida Keys también recibe una porción de la recuperación de Texas porque el denunciante descubrió la conducta fraudulenta del demandado. Adicionalmente, la Procuraduría General recuperará costos de investigación y legales relacionados a su acción legal.

Para más información sobre los esfuerzos de la Procuraduría General contra el fraude a Medicaid, visite la página Internet de la agencia en
www.texasattorneygeneral.gov. Contamos con información y personal bilingüe.