Inicio  



 Lo Más Visto
- Informe del estado de las comunicaciones para las áreas afectadas por el huracán Fiona




  Que no te cojan de...
Bookmark & Share

4 de febrero de 2011

El Nuevo Dia

A la hora de regalar en la época de Navidad, cumpleaños, bodas, aniversarios, la búsqueda del obsequio perfecto es para muchos consumidores una ardua experiencia que provoca fuerte dolores de cabeza.

Pero desde que se inventaron las tarjetas de regalo (gift card, como se conoce en inglés) esa hazaña ya no es complicada. Y, como se ha vuelto una alternativa tan popular en la Isla se está cocinando un proyecto para regular los "gift cards".

El proyecto senatorial 1960 busca adoptar un nuevo estatuto que regule la venta y uso de los "gift cards" en la Isla. Dicho estatuto se conocerá como la "Ley sobre Tarjetas de Regalo", que de ser convertida en ley, estipulará tres aspectos importante para el consumidor:

1. La ley dispondrá que las tarjetas de regalo no tendrán fecha de expiración que limite el uso de fondos.

2. No podrán cobrarse cargos por un período de inactividad ni cargos por mantenimiento relacionados a las tarjetas de regalos.

3. Si el balance restante de una tarjeta de regalo es menor a $5, el portador tendrá el derecho a pedir que dicha cantidad sea entregada en efectivo.

El autor de este proyecto es el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz. De acuerdo a la exposición de motivos del proyecto legislativo, en el año 2010 el Congreso de Estados Unidos enmendó el "Credit Card Accountability Responsibility and Disclosure Act", para regular varios aspectos como los cargos por servicio, inactividad y fecha de expiración de las tarjetas de regalo.

Estas enmiendas federales, efectivas desde enero de 2011, buscan proteger al consumidor de costos inesperados y requieren que las condiciones y términos sean declarados claramente. Esa nueva ley prohíbe a los comercios establecer fechas de vencimiento inferior a cinco años después de la compra de la tarjeta de regalo y prohíbe imponer tarifas de servicio o inactividad a menos que la tarjeta no sea utilizada durante 12 meses próximos a la compra.

El presidente senatorial destaca en su proyecto legislativo que las enmiendas del "Credit Card Act" establecen que la ley federal no tienen prelación sobre leyes estatales que puedan brindar mayor protección a los consumidores que las allí establecidas. Ante esto, el legislador novoprogresista sostiene en su proyecto que los consumidores locales invierten el dinero por el cual han trabajado en estas tarjetas y no existe razón para que luego de un término de tiempo aún mayor a los cinco años establecidos en la reglamentación federal, dicho dinero desaparezca.

"Esta Asamblea Legislativa entiende meritorio que se regulen dichas tarjetas a nivel local en beneficio de nuestra ciudadanía", dicta la medida.

Cabe destacar que de crearse la Ley sobre Tarjetas de Regalo, las disposiciones -antes mencionadas- que propone el estatuto no aplicarán a las tarjetas de regalo que pueden utilizarse en distintos comercios no afiliados entre sí.

Tampoco aplicarán a certificados emitidos en papel, tarjetas prepagadas de telecomunicaciones, tarjetas emitidas como parte de un premio o programa promocional y que no conllevan desembolso a cambio, ni a aquellas tarjetas de regalo que hayan sido compradas en una fecha anterior a la vigencia de esta propuesta ley.