Inicio  






  Estirando el chavito
Bookmark & Share

30 de diciembre de 2010

El Nuevo Herald

El número de prestatarios morosos que emprendieron la modificación de sus hipotecas en EEUU se redujo en el tercer trimestre porque menos personas calificaron para los pagos más fáciles, según el Departamento del Tesoro.

En el plazo de tres meses concluido el 30 de septiembre se comenzaron 470,372 modificaciones o planes de pagos, un 17% menos que en el trimestre anterior y un 32% menos que un año antes, dijeron el miércoles en un informe la Oficina del Interventor de la Moneda y la Oficina de Supervisión de Cajas de Ahorros, ambas dependencias del Tesoro.

"Es probable que haya más estabilización ahora', dijo Bruce Krueger, experto en hipotecas de la Oficina del Interventor. "No puedo pronosticar si habrá un descenso continuo, pero creo que veremos más estabilidad'.

El Gobierno del presidente Barack Obama está tratando de lograr los objetivos de su plan de reducción de ejecuciones hipotecarias después del peor colapso del mercado de la vivienda desde la Gran Depresión. El número de dueños de vivienda que calificaron para una modificación de sus hipotecas fue 504,648 en noviembre, menos del objetivo de tres millones, dijo el Departamento del Tesoro el 22 de diciembre.

Otros 1,9 millones de titulares de vivienda emprendieron modificaciones en programas de prestamistas privados, informaron el Tesoro y el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano el 22 de diciembre.

Al 30 de noviembre había 6,92 millones de propiedades en Estados Unidos con pagos atrasados o en proceso de ejecución hipotecaria, dijo la firma Lender Processing Services Inc. en un informe esta semana. Eso contrasta con el apogeo de 8,12 millones en enero, según la compañía de servicios e información hipotecarios, de Jacksonville, estado de Florida.

En el Informe de Mediciones Hipotecarias del Departamento del Tesoro se examinan los datos de 33.3 millones de préstamos de vivienda valorados en $6 billones, que representan el 64% de todas las hipotecas prioritarias de EEUU.