Inicio  





 Lo Más Visto
- SE EXIGIRÁ A LA MAYORÍA DE LOS PROVEEDORES DE INTERNET AGREGAR ETIQUETAS PARA EL CONSUMIDOR
- Las tasas hipotecarias en EE.UU. aumentaron a 6.82% durante la primera semana de abril
- Buscan que residentes de condominios puedan contratar libremente el proveedor de internet de su pref
- Retiran del mercado detergentes para ropa Tide y Gain debido al riesgo de lesiones graves
- EE.UU. acusa a China de inundar los mercados mundiales con productos baratos




  Orejitas
Bookmark & Share

21 de septiembre de 2009

Doctorshoper

¿Está pensando en hacer una donación para una organización de caridad? La Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC), la agencia nacional de protección del consumidor, le recomienda que tome estas precauciones para asegurarse que el dinero de sus donaciones beneficie a las personas y organizaciones que desea ayudar. Estas son prácticas sensatas que pueden aplicarse cuando usted recibe solicitudes de empleados de una organización, voluntarios o recaudadores de fondos profesionales que lo contacten por teléfono, correo regular o electrónico, o personalmente.

Cuidado con entidades de caridad cuya causa está relacionada con eventos de actualidad o desastres naturales. Es posible que se trate de un asunto urgente que necesita de su ayuda, pero en la práctica, probablemente no tengan la infraestructura necesaria para hacer llegar las donaciones a las áreas o personas afectadas.

Solicite la información por escrito, incluyendo el nombre de la organización benéfica, domicilio y número de teléfono.

Establezca contacto con la oficina que regula las organizaciones de caridad y pedidos de donaciones para verificar si están obligadas a registrarse. Para consultar la lista de oficinas estatales, visite el sitio Web de la organización National Association of State Charity Officials: www.nasconet.org/agencies. Su oficina estatal también puede verificar qué proporción del monto de su donación se destina a los fines benéficos y qué parte se deriva a los gastos de recaudación y costos administrativos. También puede verificar la legitimidad de las entidades de beneficencia en el sitio Web de GuideStar (www.guidestar.org).

No tema preguntar quién quiere su dinero. Algunas entidades de caridad contratan recaudadores para campañas por correo o teléfono en lugar de utilizar su propio personal o voluntarios, y luego usan parte de las donaciones para pagarle al recaudador. Si lo llaman para pedirle una donación, pregúntele a la persona si es un recaudador pago, para quién trabaja y qué porcentaje de su donación se destinará al fin benéfico y qué parte se derivará al recaudador.

Llame a la entidad benéfica. Averigüe si la organización está al tanto del pedido de las donaciones y si autorizó el uso de su nombre. Si así no fuera, podría ser una estafa.

Cuidado con los nombres que suenan parecidos. Algunas organizaciones falsas usan nombres que se parecen a los de organizaciones legítimas.

Confíe en sus instintos — y revise sus registros si tiene alguna duda sobre una promesa de donación o una contribución..

Cuidado con las promesas de premios garantizados a cambio de su contribución.

Tenga cuidado con las entidades de caridad que le ofrezcan enviarle un servicio de mensajería o de entrega urgente para retirar su donación inmediatamente.

Conozca la diferencia entre los términos "exento de impuestos" y "deducible de impuestos". Exento de impuestos significa que la organización no tiene que pagar impuestos. Deducible de impuestos significa que usted puede deducir el monto de su contribución de su declaración del impuesto federal sobre los ingresos.

No envíe ni entregue donaciones en dinero en efectivo. El dinero puede perderse o ser robado. Tanto por su seguridad como para sus registros impositivos, lo mejor es hacer las donaciones por medio de cheque – emitido a nombre del beneficiario y no del solicitante.