Inicio  



 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com




  Orejitas
Bookmark & Share

11 de mayo de 2009

La Opinion

PARA VIVIR MEJOR

SALUD

Mantenerte saludable lo vale todo, pero te cuesta mucho menos si sabes cómo gastar a la hora de prevenir problemas. Con estos cinco buenos consejos aprenderás un poco más sobre cómo cuidar mejor tu salud para evitar, entre otras cosas, lo que en muchos casos podría llegar a ser una verdadera catástrofe económica:

1. Escucha a tu cuerpo — ¿Sabes que tu cuerpo te "habla"? No me refiero a algo mágico y raro, sino a una realidad. ¡Nadie mejor que nosotros mismos para conocer nuestros cuerpos y su funcionamiento! Y cuando sentimos algo inusual o extraño… es hora de hacer una visita médica. No hacer caso a síntomas que nunca hemos tenido, y por miedo, inercia o por no gastar dinero, quedarnos en casa e ignorar las señales que nos envía el cuerpo ¡puede resultar en un problema cien veces más costoso y grave! No ignores síntomas que nunca antes has tenido, y enseguida haz una cita con tu médico.

2. Una vez al año no hace daño — Mi segundo consejo es que, una vez al año, como reloj, nos hagamos un examen médico o chequeo completo. Es algo básico para prevenir y mantener tu cuerpo en el camino de la buena salud, ¡igual que alargas la vida de tu auto cuando le haces un tune-up o le cambias el aceite!

3. Tres consejos en uno — Que además te ahorrarán dinero: deja de fumar, baja unas libras si estás pasado de peso y camina al menos 20 minutos tres o cuatro veces a la semana. ¡A las dos semanas te sentirás como nuevo! Y si dejas de fumar ahorrarás cientos de dólares al año y evitarás el cáncer y graves enfermedades cardiovasculares.

4. Preven por tu cuenta — Examina y cuida tu salud con la ayuda de herramientas que se venden sin receta en tu farmacia. Si tienes azúcar alta (o eres borderline o pre diabético) invierte en uno de esos aparatitos que miden el azúcar en la sangre. Muchos seguros, y el Medicare incluso, los cubren, si tu médico te da la receta para ellos. Si tienes la presión alta, compra un monitor de la presión, que cada día son más pequeños, precisos, económicos y fáciles de usar. Así podrás monitorear tu salud día a día, y evitar un susto mayor y mucho más costoso.

5. Pruebas caseras — También en las farmacias hay diferentes pruebas muy sencillas que pueden hacerse en el propio hogar y que te ayudarán a saber si tienes infecciones en la orina, azúcar en la orina o colesterol alto, entre otros problemas. Son parecidos a los kits de embarazo y te ayudan a decidir si debes ir al médico inmediatamente, o tienes algo menor.

En breve: aprende a conocer cuando tu cuerpo te habla, sé ‘proactivo’ y no esperes a que las cosas se empeoren.