Inicio  





 Lo Más Visto
- El aparato que más electricidad consume en tu hogar
- ASC Alega Que Quedará Insolvente Si Reserva $47.1 Millones Para Caso De Clase
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Liberty vuelve a fallar
- Acusan a contratistas de Dior de explotar a trabajadores




  Pa'que te montes
Bookmark & Share

26 de enero de 2009

Chron.com

Este año, durante la convención anual de la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles, el lema no fue cómo acrecentar las ganancias, sino simplemente cómo sobrevivir. Miles de concesionarios de todo Estados Unidos se congregaron el sábado en Nueva Orleáns, donde observaron abundantes talleres de trabajo con títulos como Aumentando las ventas en una economía declinante, o Tiempos duros, concesionarios aún más duros: cómo salvar sus bienes.

De acuerdo a lo que se escuchó en la convención, 2009 será uno de los años más difíciles que enfrentarán en Estados Unidos unos 20,000 concesionarios de vehículos flamantes.

Se estima que la venta de automóviles y camionetas se reducirá en seis millones, frente a los 16.1 millones vendidos en 2007. Las ventas de 2008 cayeron a 13.2 millones de vehículos, 18% menos que en 2007. Las ventas de diciembre tuvieron una proyección anual de 10 millones. Las ventas del año pasado fueron las peores de los últimos 26 años y este año, el panorama es mucho más sombrío.

Jeff Carlson, presidente de la convención, dijo que los talleres de trabajo tienen como propósito ayudar a los concesionarios a enfrentar el 2009 y llegar ilesos al momento en que el mercado de vehículos recupere sus fuerzas.

"Nuestra tarea es servir a los concesionarios y ayudarlos de todas las maneras posibles para que sigan siendo viables", dijo Carlson, que tiene dos concesionarias de Ford Motor Co. en Colorado.

Según la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles, unas 900 concesionarias cerraron en 2008, en buena parte debido a la crisis económica. Otras 200 concesionarias fueron inauguradas, dijo la asociación.

Los concesionarios que venden vehículos fabricados por Chrysler LLC, General Motors Corp. y Ford Motor Co. están sometidos a presiones adicionales debido a la declinación de las ventas de productos estadounidenses.