Inicio  





 Lo Más Visto
- El aparato que más electricidad consume en tu hogar
- ASC Alega Que Quedará Insolvente Si Reserva $47.1 Millones Para Caso De Clase
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Liberty vuelve a fallar
- Acusan a contratistas de Dior de explotar a trabajadores




  Pa'que te montes
Bookmark & Share

12 de enero de 2009

Ignacio García

Por más de tres años nosotros en www.limonauto.com venimos orientando a los consumidores sobre la importancia de periódicamente verificar la aplicabilidad de un defecto de seguridad ("recall") a su auto. No obstante, en semanas recientes hemos advenido de conocimiento de varios casos donde a vehículos nuevos le aplicaban "recalls" de seguridad antes de su venta al consumidor. Dicha situación es altamente preocupante porque primero, se les están vendiendo autos a consumidores que tienen defectos que ponen en riesgo su seguridad sin informárselo, y segundo, la reglamentación federal sobre "recalls" prohíbe dicha práctica. De acuerdo a la reglamentación federal, se supone que cualquier "recall" sea corregido antes de la venta del auto. Además, en la mayoría de los casos los fabricantes emiten órdenes a los concesionarios para que éstos no vendan los autos hasta que se atiendan los "recalls".

Lo más deplorable de esta situación es que al analizar los casos que nos han llegado a
www.limonauto.com notamos que no son situaciones aisladas, sino practicas comunes. Al analizar los informes de ventas de autos nuevos en Puerto Rico notamos que en algunos casos los concesionarios locales han vendido cientos de autos luego que el fabricante les había ordenado a paralizar las ventas hasta tanto la investigación de un defecto en particular culminará y el fabricante emitiera un "recall" con la corrección del problema.

Ante este parónima, es indispensable que antes de la compra de un vehículo, ya sea nuevo o usado, todo consumidor verifique si al auto le aplica un "recall" o si el mismo esta bajo investigación de "recall" por la Agencia para la Seguridad en el Transito (NHTSA, por sus siglas en ingles).

Actualmente, la NHTSA tiene unas 45 investigaciones de "recalls". Entre éstas se encuentran varios modelos de autos del 2007 y 2008 que todavía se encuentran en concesionarios a la venta. Además, existen decenas de "recalls" que le aplican a autos del año 2008 que todavía se encuentran en concesionarios a la venta. Una simple verificación de "recall" podría evitar que usted adquiera uno de estos autos problemáticos.

De otra parte, si usted recientemente adquirió un auto que inmediatamente le haya dado algún problema, verifique para ver si a la unidad le aplicaba un "recall" antes de la compra. De ése terminar siendo el caso, usted pueda que tenga una reclamación valida contra el vendedor por una práctica engañosa grave, lo cual pondría conllevar la resolución del contrato de compraventa del auto y la devolución de su dinero.

Para verificar la aplicabilidad de un "recall" a un auto solo visite nuestra página principal (
www.limonauto.com ) y haga "click" en el área de "Búsqueda de Recall". El sistema de búsqueda de "recalls" contenido en nuestra página es la oficial del NHTSA.