Inicio  



 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com




  El comprador misterioso
Bookmark & Share

7 de marzo de 2006

UEVA YORK (AP) - Varios de los más grandes grupos de consumidores del país dijeron el lunes que se opondrían a que AT&T adquiera BellSouth Corp., argumentando que la fusión reduciría la competencia y elevaría los precios en la industria de telecomunicaciones.

La Unión de Consumidores y la Federación de Consumidores de Estados Unidos señalaron que exhortarían al Departamento de Justicia a bloquear la oferta de AT&T Inc. de 67.000 millones de dólares.

Los grupos de consumidores también pidieron a sus miembros ponerse en contacto con la Comisión Federal de Comunicaciones, la cual debe aprobar la adquisición, y que urjan a sus congresistas para que traten de evitar que se concrete el acuerdo de compra-venta.

De ser aprobada la adquisición, la compañía se convertiría en el operador más grande de telecomunicaciones del mundo e incluiría Cingular Wireless LLC, el mayor operador de comunicación inalámbrica del país. Cingular es ahora copropiedad de AT&T y BellSouth.

Los grupos de consumidores advirtieron que la creciente consolidación de la industria telefónica elevaría los precios de los servicios de telefonía local, de larga distancia y celular.

Agregaron que una oferta más limitada de telefonía, junto con una tendencia de fusión similar en la industria de cable, amenaza reducir la variedad de servicios de banda ancha en internet disponibles a los consumidores.

"Si es aprobada, esta fusión llevará a precios más altos en telefonía local, de larga distancia y móvil", dijo Gene Kimmelman, un vicepresidente de la Unión de Consumidores, con sede en Yonkers, Nueva York.

Al menos, señaló, Kimmelman, los reguladores federales deberían "exigir que las compañías fusionadas vendan el negocio de comunicación inalámbrica Cingular para crear más oportunidades de competencia entre servicios alámbricos e inalámbricos".

Mark Cooper, director de investigación de la Federación de Consumidores de Estados Unidos, con sede en Washington, D. C. ., dijo que los consumidores deberían estar preocupados de que la promesa de tecnologías de banda ancha en internet pudiera estar en riesgo por la consolidación tanto de la industria telefónica como de la de cable. Esas compañías controlan los circuitos en los cuales se mueven las comunicaciones de datos, televisión y telefonía.