Inicio  

 Lo Más Visto
- Al garete la reducción del IVU a alimentos preparados
- Evaluación de la marca de arroz Great Value grano largo
- Cómo reducir los residuos plásticos que generamos
- Investigan presunto fraude en venta de café "Mi AEELA"
- Acusan a cocinero por tumbarse $38,000 del restaurante donde trabajaba




  Por el libro
Bookmark & Share

7 de marzo de 2006

orma E. Galeana
Especial para Negocios
07 de marzo de 2006

La banca en línea es una realidad, y casi todos los bancos están ofreciendo alguna forma de servicio a través de la internet conforme los consumidores están aceptando más y más la tecnología.

De acuerdo con Online Banking Report, 36 millones de estadounidenses usaron alguna forma de servicio bancario en línea en 2004, y ese número creció a más de 41 millones en 2005.

Los expertos pronostican que para 2010 cerca del 90% de los usuarios de internet en los países con economías desarrolladas estarán realizando sus transacciones financieras en línea, comparado con el actual 40% al 50%.

Sin embargo, dice Joe Gottron, vicepresidente ejecutivo de Huntington Bancshare Inc., una compañía financiera de Columbus, Ohio: ?Si las instituciones financieras no son capaces de mantener este canal ampliamente seguro, la predicción cambia radicalmente?.

El mayor reto de la industria, dicen los expertos, es mejorar la seguridad en la protección de información privada de sus clentes.

Mantenerse en el canal electrónico al mismo tiempo que se mantiene la seguridad de identidad del consumidor ?es absolutamente apremiante?, dijo Gottron.

Entre las actividades que más se realizan en el ciberespacio está revisar el estado de cuentas y hacer pagos ?ya sea mensualmente o de una manera automática? donde se deduce la cantidad del total de la factura en la fecha de vencimiento de ésta.

A Juan Carlos Cruz, portavoz del Banco Popular, las cifras del estudio no le sorprenden, aunque no reveló cuántos de sus clientes realizan transacciones en línea, asegura que un alto porcentaje de ellos depende del sistema electrónico.

?Todo se resume en las facilidades que se dé al cliente y la comodidad de los servicios?, dijo Cruz, quien señala que no ha sido difícil introducir este servicio en la comunidad latina, el sector de mercado de mayor crecimiento en Estados Unidos, debido a que éste representa una mayor comodidad.

En Banco Popular, al igual que en otras instituciones como Wells Fargo, Bank of America y Washington Mutual, entre otras, los servicios de operaciones en línea están disponibles para los clientes sin cargos adicionales.

El banco Wells Fargo recientemente integró el servicio de internet a sus 6,200 cajeros automáticos, bautizándolo con el nombre de webATM machines. Éste cuenta con opción de seis idiomas, acceso a 22 cuentas financieras y la facilidad de navegar en diferentes portales a la vez, además de tener la capacidad de recibir instrucciones por voz, ya sea en inglés o español.

?Hoy en día mas del 51% de nuestros clientes con cuentas de cheques están utilizando los servicios en línea y realizan el mismo número de transacciones en los cajeros automáticos que en las sucursales. Hemos integrado completamente nuestras máquinas webATM a todos los otros canales para que nuestros clientes tengan acceso a la información y realicen sus transacciones de acuerdo con sus preferencias?, dijo Jonathan Velline, encargado del segmento Wells Fargo ATM Banking.

Con la ayuda de un empleado de Wells Fargo, el cliente puede tener acceso a su cuenta bancaria y a los servicios en línea.

El Estudio de satisfacción 2006 de banca a minoristas, realizado por J.D. Power and Associates, una compañía que se enfoca en estudios de mercado, señala que el consumidor prefiere realizar sus transacciones bancarias en línea debido a que invierte menos tiempo.

El tiempo promedio de una transacción en línea es de aproximadamente 2.8 minutos en comparación con los 7.7 minutos que se toma hacer la misma transacción en una sucursal.

En cuanto a satisfacción del consumidor en general, la relación personal es la preferida, seguida por el uso del cajero automático y las transacciones en línea.

?Es extremadamente difícil para los bancos diferenciarse uno del otro. Constantemente tienen que buscar oportunidades de innovación para atraer al cliente?.

?Los productos y servicios en línea representan oportunidades claras para que los bancos tengan una identidad propia?, señaló Jeff Taylor, director de J.D. Power and Associates.