Inicio  

 Lo Más Visto
- Al garete la reducción del IVU a alimentos preparados
- Evaluación de la marca de arroz Great Value grano largo
- Cómo reducir los residuos plásticos que generamos
- Investigan presunto fraude en venta de café "Mi AEELA"
- Acusan a cocinero por tumbarse $38,000 del restaurante donde trabajaba




  Por el libro
Bookmark & Share

9 de marzo de 2006

WASHINGTON (AP) - El gobierno rehusó alertar al público sobre carne molida sospechosa n pidió que ésta se retire del mercado luego de un brote de salmonela en 2004, que enfermó al menos 31 personas en todo el país, de acuerdo con un informe de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades.

El reporte, divulgado el miércoles por intercesores de seguridad alimenticia, dijeron que el departamento de Agricultura descubrió que las pistas de nueve estados _Colorado, Kansas, Minesota, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Ohio, Tenesí, y Wisconsin _ y Washington D.C. los llevaban a una cadena nacional de supermercados y una planta procesadora de carne.

El departamento decidió que no necesitaba tomar medidas pues la planta estaba cumpliendo con las normas federales. La CDC no indicó el nombre de la planta o cadena de supermercados. Un informe separado del departamento de Salud de Minesota indicó que la cadena de supermercados era una bodega sólo para miembros abonados.

La bacteria de la salmonela muere cuando se cocina la carne. Muchas personas que se enfermaron dijeron que no cocinaron bien la carne molida o la probaron mientras la cocinaban.

Salmonela es una bacteria que causa diarrea, fiebre, calambres estomacales, y en algunos casos requiere hospitalización.

Carol Tucker Foreman, directora de políticas alimenticias de la Federación de Consumidores en Estados Unidos y otros intercesores anunciaron el miércoles el informe que la CDC reportó el mes pasado. Ellos dijeron que el departamento hubiera podido tomar medidas para evitar que más personas se enfermaran, pero decidió no hacerlo.

"Ellos nunca anunciaron el brote", dijo Donna Rosenbaum, de Mesas Seguras es Nuestra Prioridad. "Supongo que hay varios casos que de estos que hubieran podido evitarse. Ocurrió de agosto a octubre, así que estuvo en los refrigeradores de la gente y en sus congeladores".