Inicio  



 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com




  Pa'que te montes
Bookmark & Share

1 de agosto de 2006

Por PAMELA YIP
En estos días, comprar un vehículo implica más que sólo hacer un pago mensual. Debido a los costos más elevados de seguro, combustible y reparaciones, los compradores deben ser más precavidos que nunca.

MICHAEL HOGUE/DMN
Sin embargo, la buena noticia es que hacerlo también se ha vuelto más fácil que en otros tiempos.
"Puede entrar a Internet y ver el inventario de vehículos de un concesionario y construir un carro en la página de Internet del fabricante o en el del concesionario", indicó Drew Campbell, presidente de la Asociación de Vendedores de Autos de la zona metropolitana de Dallas.
"Es probable que ahora el consumidor esté más informado sobre la compra que antes".
Internet también le ofrece herramientas para que usted determine el costo total de poseer y operar un vehículo después la compra.
Edmunds.com y Kelley Blue Book, dos proveedores de información de autos independientes, ofrecen calculadoras del costo de la compra total de un vehículo que no sólo consideran el precio de compra, sino también la depreciación, los costos de financiamiento, el combustible, el seguro, los impuestos, las reparaciones y el mantenimiento.
"Muchas personas ignoran este tipo de cosas porque es una compra emocional. Así que muchas veces quieren justificar algo que no está dentro de sus posibilidades", dijo Philip Reed, editor de consejos al consumidor en Edmunds.com.
La depreciación es el mayor factor que se debe tomar en cuenta cuando se está buscando adquirir un vehículo, de a cuerdo a Reed.
"Las personas no suelen considerar ese factor porque no afecta hasta que el auto es vendido o comercializado", explicó el especialista.
Usted lo notará al comparar dos vehículos. El que tiene un menor precio, por regla general, terminará costándole mucho más a largo plazo.
Consideremos algunas de las opciones que tienen los compradores de autos.
¿Auto nuevo o usado?
Suponiendo que usted ya decidió el tipo de auto que comprará (sedan, SUV, pickup, motocicleta) la pregunta básica es: ¿debo comprar un vehículo nuevo o uno usado?
Su respuesta dependerá de la razón por la cuál quiera comprar el vehículo.
Para algunas personas, es una decisión simplemente práctica y financiera.
Para otros, es un compromiso personal y emocional.
"Muchas personas no quieren comprar un auto usado casi por razones de ego más que por cualquier otra cosa", dijo Jack Nerad, director editorial ejecutivo y analista de mercado de Kelley Blue Book. "Quieren algo nuevo y fresco".
Ésa es una de las razones por las que los carros nuevos pierden su valor en su primer año de uso.
En algunos casos, hay carros que se deprecian hasta en el 30 por ciento de su precio original.
Los autos nuevos también pierden valor debido a los cambios de transacción de la venta del concesionario al consumidor, que incluye aspectos como licencia estatal, inscripción y cargos de destino.
Comprar auto usado
es más complicado
Si usted es un comprador práctico, puede aprovechar la depreciación.
"Si usted trata de maximizar su dinero, el carro usado es definitivamente la opción que debe elegir", dijo Reed.
La tasa de depreciación disminuye drásticamente después del primer año, según el experto. "Comenzará a bajar nuevamente entre cuatro y cinco años".
En esa brecha es mejor que un consumidor de autos minimice costos, al comprar los vehículos de poco uso, manejándolos por dos o tres años y vendiéndolos cuando aún no muestren las señales de demasiado uso. Lo malo de comprar un auto usado es lo que no se sabe del vehículo.
"Con un auto nuevo uno es consciente de su condición", dijo Reed. "Con un auto usado, la condición nunca se conoce plenamente".
"Las cosas cambian drásticamente cuando el carro es nuevo, porque no tiene que llevarlo a un mecánico y no tiene que inspeccionarlo", dijo Reed.
Los costos de un
mantenimiento adecuado
Las reparaciones y el mantenimiento representan un costo clave de cada propiedad que se adquiere.
Aunque los carros se han vuelto más seguros y confiables, también se han hecho más complejos.
"Los autos que estamos manejando ahora son más avanzados en cuanto a tecnología y tienen muchas más características que antes", dijo Reed.
Eso incluye instrumentos como frenos que no se bloquean, bolsas de aire, control de estabilidad y llantas para conducir por cualquier tipo de terreno.
Con ese tipo de tecnología, las reparaciones y el mantenimiento de un vehículo se han hecho más complejos y potencialmente más costosos.
Por ejemplo, al comprar un híbrido, se pondrá más atención en donde le hacen el servicio.
Prepárese antes de comprar
Antes de que empiece el proceso de negociación, debe tener una idea del precio del vehículo, así como de las opciones de financiamiento.
Internet es una buena fuente de consulta. "Intente determinar el precio que puede costearse", recomendó Campbell de la asociación de concesionarios de autos nuevos. "Si va y no tiene un precio pensado, la negociación es imposible".
"Tiene que ver las cuestiones de financiamiento antes de que vaya al concesionario", explicó Greg McBride, analista financiero de Bankrate.com.
"Le da flexibilidad, porque si le están ofreciendo una opción entre un reembolso y un financiamiento de bajo interés, está en la posición en la que quizás aproveche el reembolso", dijo.
Rápido financiamiento
"Es muy competitivo y el consumidor no debe avergonzarse por intentar conseguir un mejor acuerdo", dijo Campbell.
Los concesionarios suelen ofrecer facilidades de compra sin cuota inicial y préstamos con bajo interés, pero no se debe emocionar más de la cuenta.
"Un auto es una de esas compras que no están dentro del alcance de algunas personas", dijo Reed.
"Será su segunda mayor compra después de una casa. Si toma la decisión equivocada, puede perjudicarlo financieramente".