Inicio  

 Lo Más Visto
- Secretario de agricultura y su pana del café
- Federales dan visto bueno a las nuevas tarifas para médicos dentistas
- El Secretario de Suiza Dairy
- Liberty adquiere operación local de AT&T
- Medtronic invertirá $50 millones en la Isla




  Por el libro
Bookmark & Share

26 de diciembre de 2007

Por: El Nuevo Herald

Luego de años de auge de las esencias de celebridades y fragancias de las casas de moda, los consumidores están virando la nariz a los perfumes de diseñadores.

'La oferta es tan enorme que uno se pierde en una perfumería', afirma Daniela Andrier, fabricante de perfumes en la compañía suiza Givaudan. ``Es como devorar un plato con mucha comida y perder el apetito'.

En los últimos años, marcas de moda exclusivas como Prada, Gucci y Hermes han estado creando nuevas fragancias como una forma de seducir a los consumidores que no pueden pagar sus bolsos de $5,000, pero pueden permitirse el lujo con un frasco de $100 de eau de toilette. Celebridades como Jennifer Lopez y Celine Dion también han creado líneas de perfumes que llevan su nombre.

Más de 200 de los llamados perfumes prestigiosos --los que se venden en tiendas por departamentos y de cosméticos en lugar de farmacias o supermercados-- fueron presentados solamente en Estados Unidos en el 2006, según los últimos datos disponibles de la firma de investigaciones de mercado NPD Group.

Pero a pesar de las estadísticas, las ventas de estos perfumes exclusivos, que componen el 60 por ciento del mercado de fragancias total, se han ido desacelerando. Los ingresos totales subieron un 3 por ciento hasta $18,000 millones en el 2006, de acuerdo con la firma de investigación Euromonitor, y se cree que crezca aún menos en el 2007. En contraste, el sector de los bienes de lujo tuvo un crecimiento de alrededor del 12% ese año.

Algunos lanzamientos de perfumes han resultado ser un gran fiasco. El pasado año, YSL Beaute, la división de belleza del conglomerado detallista y de modas PPR que produce el perfume para la casa de modas Yves Saint Laurent, retiró del mercado la fragancia Nu cinco años después de haberla introducido. También suspendió la venta de una fragancia masculina más reciente, M7, en EEUU antes de que las ventas se paralizaran. Un portavoz dijo que otros nuevos perfumes de YSL, como Cinema, han tenido mejores resultados.

La razón es el abuso del olfato. Para atraer a los consumidores, las marcas de perfume han montado inmensas campañas publicitarias y de distribución, vendiendo los perfumes no sólo en sus propias boutiques, sino también en las tiendas por departamentos y en las zozas francas de los aeropuertos de todo el mundo. También han mantenido los precios bajos. Mientras los bolsos de piel de lujo y las gafas para el sol han aumentado consistentemente de precio, la mayoría de los perfumes de diseñadores cuestan aún menos de $100.